lunes, junio 30, 2008

Reseña de libro: Staurofila


Staurofila
Ma. Nestora Téllez Rendón
Editora Latino Americana


Lo bueno: Como novela de fantasía, es deliciosa; como parábola, tiene un sin fin de aplicaciones.

Lo malo: A veces la escritura destila demasiada miel.

Calificación: * * * *

A pesar de que cuento con muchas otras opciones, éste es el título del que echo mano cuando tengo que desmentir la tan común idea de que el género literario de fantasía heroica no existe en México: una novelita publicada por primera vez en 1889, contada y en cierto modo dictada por una mujer ciega de nacimiento; y que, según rumores, en algún momento se hizo famosa como lectura de señoras beatas y de aspirantes a monja. Se supone que en la actualidad es mucho menos conocida, pero a mí me consta que no se ha dejado de publicar y vender; algo tiene que continúa atrayendo, si bien de forma callada, a las generaciones por más de cien años.

Leí este libro, no muy convencida, por recomendación de una amiga de la preparatoria, que, para tentarme me prometió que en él encontraría dragones, épicas batallas, magia y prodigios. Staurofila no sólo cumplió lo prometido, sino que además lo complementó con hermosos y significativos pasajes, y un simbolismo que, a pesar de ser muy obvio, se presta a variadas y sutiles interpretaciones.

Como en las pasadas vacaciones de semana santa me puse a releerlo después de más de diez años que llevaba sin tocarlo, aprovecho para ponerles esta reseña.

El argumento: Érase una vez el Reino de las Luces, donde todo era armonía y felicidad. El monarca de este reino le ha encomendado a su protegido, Prótaner, la custodia de su enemigo mortal, un dragón de siete cabezas, a quien tiene encerrado en una jaula de hierro. Para favorecer al custodio, el Rey ha dispuesto tambien que casará a su heredero, el Príncipe de las Luces, con la hija de Prótaner y su esposa Protogina que está por nacer. El principito acoge de muy buen grado la noticia, y cuando nace su prometida, una bebita a quien llaman Staurofila, la colma de regalos y atenciones.

Lo malo es que un día, Protogina deja escapar al dragón de siete cabezas luego que éste le prometiera toda clase de favores; el dragón la ataca y rocía de veneno a Staurofila, que iba en los brazos de su madre. La niñita sobrevive, pero la marca del dragón queda impresa en su cuello.

El rey, lleno de ira, sentencia a muerte a Prótaner y Protogina, y rompe el compromiso de su hijo; pero el principito intercede por los culpables y promete que, llegado el día, él mismo borrará la marca de ignominia del cuello de Staurofila y se casará con ella.

Prótaner y su familia son desterrados a un sitio áspero y hostil, el Desierto de las Lágrimas. Los acompaña la nodriza de Staurofila, Filautía. Muy pronto, los padres de la niña desaparecen, y ella y la nodriza tienen que aceptar la hospitalidad de un señor ambicioso e hipócrita, Pseudo Epítropos.

En la casa de este caballero, Staurofila se cría junto con sus hijas y se convierte en una bonita muchacha. Un día, vuelve a recibir noticias del Príncipe de las Luces, hecho a su vez un hermoso joven, que continúa declarándole su amor y prometiéndole borrar sus desdichas y la marca del enemigo que los mantiene separados.

Pero el pobre Príncipe no sabe en la que se ha metido; Staurofila es una chica perezosa, débil de carácter, ingenua, caprichosa y muy voluble, que por lo visto no tiene otra cosa qué hacer más que meter en problemas a quienes pretenden beneficiarla, y que no duda ni tantito en lanzarse de cabeza a la primera tentación que se le presenta y en poner en peligro al Príncipe que tanto la quiere.

No hay necesidad de ocultar la parábola, ni lo que significa, porque cada símbolo, apenas se aparece, se explica en una nota a pie de página; el Príncipe de las Luces es nuestro Señor Jesucristo, y Staurofila, su ingrata novia, representa al alma humana. Su historia, en la que ella busca hacerse digna del mejor de los partidos, está repleta de emocionantes aventuras; muchos enemigos rodean a Staurofila, algunos demasiado cerca, y sus andares y peripecias la llevan a la frontera hasta donde el Príncipe de las Negras Sombras, rival a muerte del de las Luces y amo del dragón de siete cabezas, ha extendido su dominio por el Desierto de las Lágrimas.

Castillos encantados, talismanes mágicos, combates a punta de espada; nada le falta a este librito. Por si fuera poco, cuenta con muchos personajes inolvidables, por ejemplo el noble mensajero, maestro y músico, Buletes; y mi favorita, Quejaritomene, la misteriosa Hada del desierto; entre los villanos, que no se quedan atrás, el oscuro Príncipe Apolión y la falsa amiga Próscope, y esto sólo para empezar.

Los escenarios por los que transcurre la novela son magníficos, desde las fortalezas guerreras del Príncipe de las Luces hasta el terrible camino que cruza el Reino de las Negras Sombras. Y nada más para que tengamos un ejemplo del alcance imaginativo de la autora: Staurofila y su Príncipe utilizan para comunicarse un artefacto que cualquier lector de principios del siglo XXI reconocería como un beeper de mensajes de texto (ahora, recordemos, esta novela es de finales del XIX).

Si no consideramos el transfondo religioso como un defecto, si no nos molesta que el libro sea tan entretenido y fácil de leer, y si ponemos a un lado las alegorías obvias que tanto le disgustaban a Tolkien, Staurofila debería, por mérito propio, encontrarse junto a El Señor de los Anillos como una de las grandes historias cristianas. Una lectura placentera, en especial cuando ya se tiene el sabor de esta otra novela, y se quiere explorar el género fantástico mexicano, que, como espero ya haber demostrado, no sólo existe, sino que ha producido obras así de buenas.

Recomendaciones: Para fans de El Señor de los Anillos, sobre todo, o de la fantasía en general. Una palabra de advertencia: puesto que ésta es una novela religiosa, ya se imaginarán ustedes que se mete con temas algo delicados; por lo tanto, es mejor que se lea con MUY amplio criterio.

Abstenerse: Si lo que es políticamente correcto ha tomado en su cerebro tintes de dogma o de punto negro enterrado (es decir, si el menor roce con ideas distintas les arde como el peróxido de benzoilo), mejor ahórrense el disgusto.

19 comentarios:

Petrus Angelorum dijo...

¡Me ganaste! Tendré que darme prisa para terminar mi artículo.

Fëaluin dijo...

No sé, no sé...

Igual algún día la lea, pero así como me la pintas no está en mi lista de próximos...

Suelo objetar justo lo que adviertes :(

Carlos Morán Ríos dijo...

wow! y yo ke pensabe ke el genero estaba efectivamente muerto en nuestro país.
Diablos, ya no soy el único T-T =P

Y para ke vean ke en méxico no sólo se escribe sobre política y religión, xq no te das una vuelta x mi blog :P

Aisling dijo...

Pere: ¡Pues qué esperas! Lo bueno es que ya le cambiaste tantito a la ambientación de tu blog... la verdad es que tanta mención a tu ex chava me estaba terminando de hartar. Y peor porque no eran escritos sino videos de youtube con canciones cursis...

Fëaluin: Yo creo que este libro te gustaría... nomás con que durante dos o tres segundos hagas oídos sordos (mejor dicho, ojos ciegos) a las partes que te molestarían (supongo que el que cada sección de la novela termine con un ¡Viva Jesús! sería una de ellas).

A Tolkien no le gustaba que Las crónicas de Narnia fueran tan obvias en cuanto a su sentido religioso y de seguro hubiera desaprobado lo mismo con este librito, pero sospecho que el personaje de Quejaritomene lo habría conquistado... es otro mundo.

Carlos: Hola y bienvenido (ya me di una vuelta por tu blog y pronto comenzaré a dejarte comentarios).

No, no eres el único; de hecho en México tenemos una laaaaaaarga tradición de literatura fantástica que data desde el siglo XVIII si no es que más atrás (la primera novela de Latinoamérica pertenece a este género, y se escribió, lo digo con mucho orgullo, en Zacatecas, el hogar de mi familia. La primera novela mexicana de ciencia ficción se llama Eugenia y se publicó en 1910).

Ahorita hay muchísimos autores vivos y activos que cultivan tanto la fantasía como la ciencia ficción; algunos son muy buenos y otros no tanto, pero es imposible decir que el género está muerto.

Viviana dijo...

Hola Aisling:

Primera vez en tu blog. Llegó a él buscando, efectivamente, el libro de Staurofila que leí y releí en mi infancia. Fue un libro que me regalaron en mi primera comunión. Como dices, dejando a una lado la clara alusión a asuntos biblícos y religiosos, es una novela fantástica entretenida que cumple con los requisitos del género. ¿Sabes si se sigue publicando? La perdí en alguna mudanza...además estaba tan vieja después de haberla leído tanto que ya no tenía ni siquiera la portada de la chica con la serpiente en el cuello. Me encantaría que mis hijos la leyeran. ¿Alguna pista?

Petrus Angelorum dijo...

Yo la llamaría novela de lo maravilloso, eso de fantástica sólo como adjetivo: realmente lo es, supera, en mucho, al conjunto de novelistas (hombres y mujeres) del siglo XIX mexicano.

Se puede conseguir la novela en algunas librerías católicas del centro del país, a veces en librerías de segunda mano.

Sí, se sigue editando en ediciones pirata, no hay una edición oficial. Ando trabajando, lenta y pianamente, en una edición crítica, pero no he podido ver la versión original del siglo XIX, pero pronto, si consigo algunos apoyos.

Aisling dijo...

Hola, Viviana. Gracias por visitarme; mi casa es tu casa y es un placer tenerte por aquí.
Staurofila es una novela de fantasía, je, je, je... no le hagas mucho caso al Pere (Petrus) aquí presente; es muy lindo, pero le encanta complicarse la vida y de paso hacérsela difícil al resto de la humanidad (cielos, cielos, Pere, no pongas esa cara).

Pero bueno, yo no sabía que la edición que es posible hallar ahorita de Staurofila fuera pirata... a menos que la sacaran en esos libros que venden alrededor del Zócalo. Te voy a pasar la misma información que Petrus, pero con toda la esperanza del mundo: Staurofila es todavía muy fácil de hallar; aquí en Guadalajara hace algunos años era rarísimo, en serio, que no la tengan disponible en una librería Gonvill, pero en México City no vas a batallar nada si la buscas en librerías católicas o cristianas, como la Parroquial de Clavería. En la calle de Donceles, junto al Zócalo, hay un verdadero paraíso de libros usados, y te aseguro que no te dará ningún trabajo encontrarlo ahí también (hace tiempo mi esposo y yo dimos con la novela Eugenia, la primera de ciencia ficción mexicana, publicada en 1908). Notifícame, por favor, si consigues hallarla; si no, con mucho gusto te la busco por acá. :>

Anónimo dijo...

Hola mi nombre es Carlos Navarro y solo debo decir que adoro esta novela

Me ha inspirado de muchas maneras, sobre todo en el sentido pictorico, ya q he hecho varios trabajos inspirado en este maravilloso libro

Si tienen la oportunidad de leerlo no la pierdan, vale mucho lapena es un libro buenisimo

Y si, yo tampoco sabia que quizas la ediciion que yo tengo es pirata :( La editorial de mi ejemplar es Grupo Editorial Exodo

Sería por demas interesante poder tener ediciones antiguas mas fieles al escrito originald eTellez Rendon

Si alguien tiene informacin al respecto les dejo my e-mail: karloz_top@hotmail.com

Les estaria eternamente agradecido, soy de Jalisco

Anónimo dijo...

hola Aisling soy de mexico D.F. pero no vivo ahi desde hace 20 años, y hace mas o menos 22 años que lei este libro me lo presto un amigo, era de su abuela creo, ya no tenia ni pasta ni nada fue el primer libro que lei y creo que desde ahi nacio mi gusto por leer, hace tiempo que intento encontrarlo pero ha sido inutil... a mis hijos les he contado de la historia de staurofila y el significado de cada personaje, y les sorprende mucho que recuerde tan bien ese libro, la historia y como me emociono cada vez que lo cuento.. me encantaria volver a leerlo y sobre todo que forme parte de mi biblioteca personal.. proximamente viajare al D.F. y lo buscare en la parroquia que me mencionas. muchas gracias desde Guasave, Sinaloa

Aisling dijo...

Hola, amigo de Guasave, y gracias por visitarme.

Te remito a mi entrada de la feria del libro del año pasado, en Guadalajara:

http://lacasadeaisling.blogspot.com/2009/12/hallazgos-y-recomendaciones-de-fil-2009.html

Como verás, ahí viene que Staurofila, como menciona nuestro amigo Carlos, ya se volvió a editar en editorial Éxodo, así que no te preocupes, ya es ciento por ciento seguro que la encuentres. Ni siquiera necesitas viajar hasta México; te aseguro que en Guasava la puedes hallar en cualquier librería religiosa. Si vas al DF de todas formas, te recomiendo la Parroquial de Clavería.

Mucha suerte y mucha emoción en el reencuentro con esta novela que también es muy querida para una servidora. :D

vibi dijo...

No se quien eres, pero me encanto tu reseña, no lo pudiste describir mejor!!! Un abrazo

Anónimo dijo...

hola me llamo ruth tengo 16 años vivo en guadalarajara y me encanta el libro, la verdad me da gusto encontrar que comparto este libro con otras ppersonas; aunque la mayoria de mayor edad que la mia.
queria saber si aun lo venden, lo que pasa es que me lo prestaron y yo quiero consegir uno propio,
no lo he encontrado y me preguntaba si sabias de algun lado donde pudiera conseguirlo, gracias.

Aisling dijo...

Vibi: ¡Muchísimas gracias! Va un abrazo de vuelta.

Ruth: Mil disculpas por la tardanza en responder. Te tengo buenas noticias: hace relativamente poco reeditaron Staurofila y ahora se ha convertido en un libro fácil de conseguir. En Guadalajara es casi seguro que lo halles en la librería Parroquial que está casi a un lado del Ex Convento del Carmen, sobre López Cotilla me parece (o al menos el estacionamiento está ahí y la entrada a la vuelta) o en la San Pablo, que está en frente de la Rotonda de los Jalicienses ilustres. Suerte con ello y no te preocupes; en el caso más dramático, es seguro que la próxima Feria del Libro lo lleven. :>

BALMACEDA dijo...

HACE CASI 32 AÑOS LO LEI, ME LO PRESTO UNA TIA MONJITA QUE YA MURIO, LO HE BUSCADO MUCHO PERO SIN RESULTADO, RECUERDO QUE EN LA PAGINA DEL LIBRO HABIA UNA NIÑA, UNA CÚPULA Y UN CRISTO. CON UN CIELO AZUL, OJALA ALGUIEN ME AYUDE A ENCONTRARLO A LA VENTA SOY MEXICANA VIVO LA PATAGONIA.
mimymr3@hotmail.com

Cristy dijo...

yo ya he leido staurofila, y la verdad me encanto, es uno de mis libros prefeidos

dulce dijo...

Un gran libro, lo leí cuando era pequeña, y ahora he recordado esas vivencias, lo tengo que comprar y compartir la lectura con mi hija de 15 años.

Anónimo dijo...

STAUROFILA ES UN LIBRO QUE LEÍ EN MI INFANCIA Y RELEÍ MUCHAS VECES DESPUÉS Y SE LOS LEÍ A MIS HIJOS Y LES ENCANTABA.

ADORO ESA NOVELA!!!!
HAY UNA LIBRERÍA ENFRENTE DE LA BASÍLICA Y AHÍ LO TENÍAN.... PODRÍAN PREGUNTAR SI ES QUE LO QUIEREN CONSEGUIR..... VALE LA PENA LEERLO!!
ROS

Anónimo dijo...

Buen argumento, no eh podido conseguir el libro T-T esta agotado en todas partes

Anónimo dijo...

Hola Aisling, ¡me gusta tu blog y sus muchos gatitos! La reseña que has preparado a Staurofila es excelente, felicidades. Cuando tenia como 13 años recuerdo haber escuchado a mamá que regañaba a mi hermana, que tendría entonces unos nueve años, por andar leyendo esa obra, que porque no era para su edad. Yo en ese entonces tenía otros intereses, de cualquier modo me quedó una espinita de curiosidad y me prometí que algún día leería Staurofila. Fue hasta los 23 o 24 años que la leí y me encantó! No la podía dejar, me enojaba con Staurofila por cándida y necia, sufría por el Príncipe, a flor de piel todos los sentimientos que te puedas imaginar... hace dos años, yo ya no vivo en casa de mis papás donde tienen aún la edición de Latinoamericana bien gastada, casi deshojándose, me enteré que mi hermana, la más chica, les estaba leyendo esta novela a tres de mis sobrinas adolescentes que de California regularmente vienen a México a pasar sus vacaciones de verano. Ella me platicó que mis sobrinas la esperaban con impaciencia cuando llegaba a casa de su trabajo para que continuara con la lectura, ellas leen poco español pero cuenta que la novela Staurofila las tenía mas que enganchadas! Para que a unas adolescentes de hoy les guste así me hace pensar lo mucho que significa esta novela. Me llamo Horte

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.