miércoles, agosto 27, 2008

Genso Suikoden: La saga




En ciudad de ladrones se esconden los héroes,

En aguas pantanosas habitan los dragones.

Shui Hu Zhuan, "A la orilla del agua"

La compañía japonesa Konami, donde se gestaron series de éxito como Metal Gear, Silent Hill y Castlevania, incursionó por primera vez en los RPG en 1995. No la iban a tener nada fácil: el campo estaba casi totalmente dominado por las más populares Square y Enix, entonces todavía separadas. El resultado, que fue a caer en el recién nacido Playstation, fue una franquicia caracterizada por aspectos técnicos más bien sencillos y un sistema de juego que, si bien había tomado prestadas ideas de todos lados, presentaba algunas innovaciones propias. Pero lo que consiguió atrapar a los aficionados al género que tuvieron la suerte de no dejarse llevar por las apariencias y que convirtió a Genso Suikoden, o Suikoden, como se llamaría en los Estados Unidos a su llegada en 1996, fue una historia profunda, extremadamente conmovedora, y tan distinta a todo lo que antes habíamos visto en videojuegos que muy pronto se convirtió en fenómeno de culto. He aquí un vistazo general a toda la serie.


Las 108 estrellas, mi destino

Sin ser demasiado espectaculares o llamativos, y definitivamente sin el apoyo mercadológico que ha caracterizado a sus famosos competidores (como Final Fantasy, Zelda o Dragonquest), los RPG de Suikoden se han hecho de un público tal vez más pequeño que otros juegos, pero mucho muy fiel. La serie se compone a la fecha de cinco títulos: Suikoden y Suikoden II, para Playstation, y re-editados hace algunos años en Japón para el PSP; Suikoden III, IV y V, para el Playstation II; mas tres juegos de historias paralelas (Suikogaiden I y II, para Playstation, y Suikoden Tactics, para Playstation II) y uno de cartas al estilo de Magic (reales y virtuales). Su más bien silencioso éxito no está basado en la tecnología, sino en la profundidad de sus personajes y lo complejo e interesante de sus argumentos, en muchas ocasiones capaces de comerse crudas a las joyas de Square/Enix.

Los juegos de la serie Suikoden toman elementos, muy libremente, de una novela china clásica del siglo XVI, Shui Hu Zhuan, durante algún tiempo prohibida por las leyes imperiales por considerarse "demasiado licenciosa". Esta extensa novela trata la historia de 108 hombres y mujeres que, por azares del destino, se reúnen en una fortaleza a orillas de un lago y comienzan una vida de proscritos. La mayoría de estos personajes han sufrido maltrato e injusticia por parte de un gobernador corrupto, el general Kao; otros se unen a ellos por amistad, afecto, o por afinidad de causas. Sin embargo, y eso se repite en cada uno de los juegos, el primer capítulo de la novela se describe cómo el destino de esos 108 estaba determinado por las estrellas y se ha ido escribiendo en una misteriosa pizarra de piedra.

Bajo este modelo, en cada uno de los juegos se repite la historia de 108 individuos de los más variados orígienes, cualidades y actitudes, que bajo el mando de un líder joven y sobre todo carismático, se unen en una cruzada por mejorar su pequeña parte del mundo. Algo que nunca encontraremos en la serie Suikoden es el típico evil overlord que quiere destruír al mundo o apoderarse de él; los villanos con los que uno se encuentra en los juegos son seres humanos, igual que los héroes, y con propias motivaciones, ya sean malignas y terribles; o, como sucede en buena parte de los casos, nobles, desesperadas o incomprendidas.


Un mundo por descubrir

Algo que ha caracterizado a la serie desde un principio es su excelente jugabilidad. En cada uno de los títulos tenemos, primero, las opciones del consabido combate por turnos, mejorado por la posibilidad de realizar ataques en conjunto con dos o más de nuestros personajes; las batallas a gran escala, aunque con un grado menor de estrategia, los combates singulares y una infinidad de minijuegos. A esto se añade el reto de reunir a los 108 personajes (si queremos obtener el mejor final) y construír una fortaleza a la orilla del agua donde reunirlos.

Si bien no son secuelas directas, entre juego y juego existe cierta continuidad, de manera que proporcionan la sensación de estar descubriendo, paso a paso, una trama más grande. Jugarlos independientemente no afecta la diversión, ya que las historias principales de cada juego no están ligadas, pero son, eso sí, adictivas hasta el cansancio, y llenas de momentos memorables.


A la orilla del éxito

A pesar de que el primer Suikoden ganó un número considerable de adeptos, la aparición del segundo en 1999 pasó casi desapercibida. Algo tuvo que ver que el lanzamiento del juego ocurriera en los Estados Unidos dos días antes del esperadísimo Final Fantasy VIII, de Square, probablemente el equivalente al Episodio I de Star Wars en cuanto a la tremenda expectativa generada... y a la desilusión que trajo después. El Suikoden II no presentó grandes mejoras técnicas con respecto a su predecesor, pero sí una historia mucho más conmovedora, el regreso de una buena parte de los personajes del juego anterior (incluyendo al protagonista, si uno cargaba, al empezar, un archivo terminado), y a uno de los villanos más despiadados de la historia de los videojuegos: el príncipe Luca Blight.

A continuación, salieron los Genso Suikogaiden I y II, que contaban una historia paralela al segundo y jamás fueron traducidos al inglés. En composición, más que videojuegos parecían libros de "elige tu propia aventura", con montones de ilustraciones y música incluídas, donde el jugador se limitaba a tomar decisiones mientras seguía la narración, en primera persona, del protagonista, Nash Latkjie (quien, por cierto, tendría una participación destacada en el siguiente título).

La recepción del tercer Suikoden, el primero para Playstation 2 y la incursión de la serie en el 3D, fue algo débil en Norteamérica, pero para entonces los fans ya empezaban a hacer ruido, y el Suikoden IV se lanzó en enero del 2005 con una distribución y publicidad (concursos y trivias por internet, regalos y un libro de arte gratis si el producto se ordenaba de antemano) que no habían gozado los anteriores títulos, de los cuales era precuela. Pero oh, sorpresa: aunque el Suikoden IV utilizó los elementos más distintivos de la serie y le añadió el empuje de actuaciones de voz y avances considerables en los gráficos y el sistema de batalla, muchos fans lo consideraron menos profundo e interesante que los anteriores. Al rescate llegó entonces Suikoden Tactics, un "epílogo" que pareció elaborado especialmente para contentarlos y rellenar los huecos del juego anterior. Las debilidades del Suikoden IV quedan más que cubiertas una vez se ha pasado por esta continuación, pero por desgracia no todos pudieron experimentarlo; quienes detestaron el Suikoden IV no se detuvieron por el Tactics, y este título sigue siendo uno de los peores vendidos de la saga.

Aunque la serie ha pasado por el gran mercado norteamericano sin mucha pena ni gloria, en Japón goza de una popularidad más o menos honorable. Allá se publicaba una revista oficial para fans: la Genso Shinsho, que alcanzó los 16 números, con tips, mapas del juego, perfiles de los personajes, datos cronológicos y hasta recetas de cocina; el primero, segundo, cuarto y quinto juego han sido novelizados y el tercero convertido en manga, adaptado y dibujado por la autora Aki Shimizu (y hasta hoy, el único material extra traducido al inglés). Hay seguidores de Suikoden en prácticamente todos los continentes, como lo testifican cientos de publicaciones y sitios web extraoficiales.


No hay quinto tan bueno

Tras el descalabro comercial sufrido por el cuarto de la serie, el lanzamiento del Suikoden V en Norteamérica fue mucho más cauteloso. Un error; tanto para los seguidores de la saga como para quienes se acercaban por primera vez, éste era el bueno.

La historia, otra precuela a los hechos relatados en los Suikoden I, II y III, se coloca al sur de los escenarios del IV, en el lejano Reino de Falena, un país famoso por ser gobernado por una dinastía femenina y que los más clavados recordarán como la patria perdida del enigmático espadachín Georg Prime, y los cazatesoros rivales Lorelai y Killey, personajes del I y el II que tienen un importante papel en esta entrega. La trama es mucho más larga que la de los juegos anteriores: hay que pasar por mínimo ochenta horas de juego para disfrutarlo a plenitud (contra las veintitantas que uno pasaba en los Suikoden I y II y las cuarenta o cincuenta del Suikoden III y IV). Las mejoras en el sistema de combate (eso incluyendo las batallas a gran escala y los duelos uno a uno) fueron impresionantes; no sólo hacían que el juego fuera más fácil de manejar pero más complejo en su desarrollo, sino que le añadían posibilidades y retos extra.

Aunque de forma silenciosa, el Suikoden V se ha mantenido en el mercado, y a conciencia. No le ha sucedido lo que ocurre con los grandes éxitos del momento, que tras una buena racha bajan de precio (en realidad, el precio del Suikoden V comenzó a elevarse hasta que, recientemente, se le volvió a editar). Y, aunque (fiel a la tradición), de forma muy discreta, ha conseguido despertar interés en los títulos anteriores.

Aunque hace algunos meses hubo rumores de un Suikoden VI para Wii, la consola de Nintendo, la verdad es que la serie todavía no ha señalado su camino en la nueva generación de videojuegos, y las especulaciones le han abierto un nuevo aunque limitado campo de controversia a la guerra de consolas. Por lo pronto, el título más reciente anunciado, Suikoden Tierkreis, irá derecho al Nintendo DS.


Algunos datos curiosos

* La magia en el mundo de Suikoden proviene de runas - símbolos engarzados las manos, frente o armas de los personajes, y está al alcance de cualquiera que pueda pagarse una y que tenga suficiente afinidad con ella como para utilizarla.

* Las runas comunes y corrientes se adquieren en las tiendas; sin embargo, según una leyenda, la formación del mundo dio origen a 27 runas verdaderas, que poseen la magia más poderosa y que le confieren a su anfitrión la inmortalidad (aunque no en todos los casos, como veremos más adelante).

* De las 27 runas verdaderas, hasta la fecha en los juegos sólo han presentado 18.

* Suikoden no ha sido siempre exclusiva de las consolas de Sony: el primero apareció, en Japón, para PC y Sega Saturn, y el llamado Card Stories para Game Boy Advance.

* ¿Quieres sentirte poderoso... o mostrarte como un completo obseso? Hasta hace algunos años, era posible conseguir en Japón una planilla de tatuajes temporales con las runas. Los "goodies" de Suikoden (tarros, figuritas de acción, calcomanías, tapetes para mouse, litografías y hasta delantales de cocina), de todas formas, han sido escasos y nunca han gozado de grandes ventas.

* Los hermosos diseños de personajes de los juegos son obra de las ilustradoras Fumi Ishikawa y Junko Kawano; ambas mezclan los típicos elementos "medievalistas" de los RPG con cierta estética china que le da a la serie su hermosa ambientación distintiva.

* Aunque varios nombres han puesto su talento en los Suikoden, las melodías más memorables de la serie son obra de Miki Higashino, compositora principal de los primeros dos juegos. La música del tercero de la serie fue escrita por Michiru Yamane, Keiki Fukami y Masahiko Kimura; a partir del cuarto, el compositor de cabecera de Suikoden ha sido Norikaz Miura (en colaboración con Higashino).

* Suikoden II fue el primer juego de la serie traducido al español, pero sólo para Europa. La traducción, por cierto, dejaba mucho que desear.

* Al comenzar cada juego podemos bautizar al personaje principal como queramos, pero las novelizaciones han proporcionado nombres "oficiales" para los héroes: Tir (I), Riou (II), Lazlo (IV) y Frey (V). Por cuestiones prácticas (bueno, también porque me agradan), me permitiré utilizar estos nombres en las reseñas de los juegos. En la radionovela de Suikoden I, el protagonista se llama Tir también.

* El creador y director de la serie, Yoshitaka Murayama, abandonó Konami tras completar el Suikoden III. Fue sustituído por Noritada Matsukawa y Junko Kawano. El equipo que realizó los Suikogaiden no se fusionó con el resto de los realizadores sino hasta el Suikoden IV.

* El Suikoden II puede aún adquirirse en subastas por internet a precios que superan los cien dólares. Su rival de tiempos pasados, Final Fantasy VIII, costará unos veinte.

* El temible Luca Blight tiene un modelo en la vida real: el general Xiang Yu, que vivió al final de la dinastía Qin (alrededor del 200 antes de Cristo), y que se hizo famoso por su valentía, pero también por su arrogancia, su crueldad y su falta de diplomacia.

* En 1799, la lectura del Shui Hu Zhuan se castigaba con multas y a veces con prisión. Qué bueno que entonces no existían las consolas.

7 comentarios:

Suldyn dijo...

^_^


Gracias por esta maravillosa primera entrega de la serie, espero con ansias las demás.

Los datos estuvieron geniales. ¿Creés que después nos puedas dar la lista de las 18 runas verdaderas que han aparecido?

Por cierto, estoy moviendo algunos hilos por aquí y por allá para conseguir el Suiko V, pues de verdad has hecho que me den muchas ganas de jugarlo.

Ricardo García Paredes dijo...

Laura Laura!!

Creo que no te llego mi correo >. O??
Aqui te paso el link del dibujo Ó u Ò
Tir McDohl
Disculpa la tardanza n. nU

Master Pei dijo...

Ah, Suikoden, Suikoden... cómo quiero a esta serie. Lástima que no pude jugar el primero y que el IV me desilusionara tanto... Aunque todavía podría darle una oportunidad. El V lo tengo en casa, pero falta de tiempo y exceso de juegos me han impedido jugarlo, pero es el siguiente en la lista (espero).

Aisling, estoy muy contento con ésta, tu primera entrega de la serie. Sabía que sería buena y que me harías saber cosas de la serie que no sabía. ¡Quiero tatuajes temporales de las True Runes! Y concuerdo con Suldyn: te agradecería enormemente la lista de las True Runes que han aparecido.

Saludos!

Petrus Angelorum dijo...

A pesar de todo no me convence.

Creo que el artículo tiene por ahí una ligera falla notable de vez en cuando. Hay una petición de principio: el lector debe haber jugado el juego.

Me gustaría, como gamer casi de ocasión cuando no de clóset, que estos especiales sobre videojuegos fueren escritos realmente para sus destinatarios...

Sigo demandando un título de tauromaquia...

Petrus, como siempre, extrañando a Conorte (realmente es triste no poder compartir las alegrías --por pocas que haya).

SNAKE dijo...

Ah no bueno una cosa de locos contigo Petrus Angelorum... te viste infame.

OK para empezar, ¿qué es una falla ligera o notable? No creo que se puedan las dos.

Realmente no importa si conoces o no el juego, de hecho en esta introducción te lo esta presentando.

¿Un juego de Tauromaquia? ¿Te volviste loco? (lo peor es que la unica consola que podria hacerlo es el wii jajaja)

(notese el odio al Wii)
________________________________________

Pasando de estas cosa, bueno me parecio muy buena introducción dando lo necesario para que estemos preparados para las reseñas.

Por el momento mi juego favorito es el Suikoden I (aunque me dijieron que el II esta mejor).

Master Pei: Si puedes consegue Suikoden I vale mucho la pena.

Gran trabajo Aisling. Muchas felicidades.

SNAKE

Petrus Angelorum dijo...

Ah no bueno una cosa de locos contigo Petrus Angelorum... te viste infame.

OK para empezar, ¿qué es una falla ligera o notable? No creo que se puedan las dos.
¡Santo Dios! ¡Una víbora!

Veamos víbora dice:
"¡Ah! No, bueno, una cosa de locos contigo Petrus Angelorum..."

¿Cosa de locos? ¿Exactamente qué?

"te viste infame."

Vieras que no... por lo general no me veo infame... en primer lugar porque no me veo a mi mismo; en segundo lugar, no es posible porque sí tengo honra, crédito y estimación, amén de que no soy de lo peor de mi especie; en tercer lugar, no estoy actuando de mala fe ni para hacer el mal; en cuarto lugar... no soy malo.

"OK para empezar,"

¿Y lo anterior no era para empezar?
Digo...

"¿qué es una falla ligera o notable? No creo que se puedan las dos."

Pues si se admite y el sentido lo pide.

Se pudo decir que era un error menor y falta de cortesía en una persona que presume de ser amable y considerada con sus lectores, no como uno que les hace sufrir hasta lo indecible al poner subordinada sobre subordinada tras subordina sin contentarse también reparte incidententales y explicativas a pasato como si no tuviera más cosa que hacer que aporrear teclas para hacer aparece las letras una tras otra, muchas veces, sin sentido claro o aparente, tal vez, más pensada la expresión para regorderase con las solas palabras: recarga, si no inútil si complejo, cuestión que doña Asling busca, por todos los medios, nos consta, evitar: la complejidad y el rebuscamiento y lo superfluo a los sus cautivos fans quienes, en ocasiones, no tiene mayor mérito que estar prestos a leer sus ensayos.

Vuelta.

Bien puede ser que sea un artículo introductorio, eso es innegable, pero, bien leído, nos damos cuenta que en contadas ocasiones, no más de tres, el texto sí pide al lector que comparta la experiencia de juego, falla menor, es cierto, por ello la llamamos "ligera" en oposición de "grave", la clamamos como "ligera" por ser poco importante, sin embargo, dimos con el error, por lo tanto es "notable" porque llama la atención por su rareza, "notable" por se digno de nota (para evitarse en futuras veces), porque se es "notable" al ser raro o diferente. Vea, Víbora (aquí se me nota el disgusto que tengo con el anglich), que un error puede ser ambas cosas, no intento hacer un oxímoron sino simplemente adjetivar cosillas más cosillas menos.

"Realmente no importa si conoces o no el juego, de hecho en esta introducción te lo esta presentando."

De hecho no me lo "está presentando" sino que me ha hecho una reseña de los títulos que tiene esta franquicia más algunos datos curiosos más la opinión personal de quien escribió el artículo.

Es en parte verdad que no necesito conocer el juego, pero es indudable que me sería más sencillo seguirle el juego al autor si por lo menos hubiere jugado algunos minutos cualesquiera de los títulos.

"¿Un juego de Tauromaquia?
¿Te volviste loco?"

Alguna vez me volvi loco, más en el sentido en que se usa en la antipsiquiatría que como lo aplican los seres normales.

No. Es de hecho una propuesta racional. Ya te contará alguien más el porqué de mi petición.

Lamentablemente descubrí la fiesta ya tarde, más joven me hubiere lanzado al ruedo, ser torero o rejoneador... ahora hago algo semenajante a esas suertes... pero es harina de otro costal y debe ser contado en otra ocasión por ende... ¡olé! (Petrus, de arma andalusa, con ganas de sevillanas y cante jondo).

"lo peor es que la unica consola que podria hacerlo es el wii"

Yo también lo he pensado: debe ser el wii, pero hasta que saquen lo que han prometido de cultura... no pienso invertir en ese aparatejo... aunque eso que ya podamos manejar un sable láser de starguars, pues... es para pensárselo.

Petrus, celebrando al "pussy" de Arc.

Aisling dijo...

Sul, Pei, estoy muy feliz de que esto les haya gustado, porque ya saben que tenía dedicatoria especial para los dos. Sobre las 18 runas... bueno, podría animarme a mencionarlas ahorita, pero, una de dos, o se me olvidaría la mitad, o me vería insufriblemente nerd... así que lo haré un poquitito más adelante, a lo mejor como apéndice.

Sul: Sí, sí, consíguete el Suiko V antes de que, para variar, se vuelva escaso y caro. En México no tuvo buena distribución pero es posible hallarlo en el comercio informal, con mucha suerte, eso sí.

Ricardo: Guau... ya sabes que me gusta muchísimo tu trabajo, pero esta vez te luciste. ¡Quedó genial tu dibujo! Ya lo presentaremos por aquí en esta semana, con algunas notitas apropiadas. Muchísimas gracias por contribuír a mi loca idea.

Pei: Tómate tu tiempo, pero no dejes de jugar el Suiko V. Ya tenerlo a buen recaudo es una gran ventaja. Está buenísimo... las comparaciones con el II no son nada injustas. Es una pena que te haya decepcionado el IV, aunque es más que comprensible si no pudiste jugar el I. Entre el I y el IV hay un enlace importante (un personaje muy querido, pues) y a mí fue eso, en gran parte, lo que me tuvo jugando.

Pere: Je, je... sí es cierto... no me imagino cómo puede una falla ser al mismo tiempo ligera y notable (pues si se notara no sería tan ligera, ¿o sí?). Ojalá fueras menos críptico... dices que el artículo no es para sus destinatarios pero según ando viendo los destinatarios se muestran satisfechos...

Ahora, después de leer tu segunda nota, como que voy entendiendo... Este articulito es, de hecho, un resumen lleno de datos curiosos. Lo de la experiencia de juego y lo demás vendrá después, empezando por esta semana; así que paciencia, por favor.

Y agradece que no te volviste diestro... así como eres, siniestro, estás bien y tienes menos cargo de conciencia. Ya se que te cuesta un trabajal salirte de tus propios zapatos, pero piensa que eres un pobre animalito encerrado a quien están lastimando sin ninguna razón, o que eres otro, y te tienen con los ojos vendados recibiendo golpes quién sabe de dónde. Piensa en su miedo. Por cierto, ¿cómo está eso de que prometieron algo de "cultura" en el Wii? De nuevo, ¿no se nos estará confundiendo con algo más?

(Ejem, los videojuegos son cultura, ya de por sí).

Snake: Gracias por el comentario, y gracias también por contribuír conmigo. Al Pere tenle paciencia... te ha dicho "Víbora" porque no tiene a la mano un diccionario para ver cómo se dice tu apodo en francés o en latín. Le encanta hacer eso.

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.