jueves, diciembre 25, 2008

El rebelde Jesús

¡Feliz Navidad a todos!

Para la ocasión, y de paso para mensaje de las fechas (hace un tiempo solía hacer esto cada año... ya les contaré después), les dejo una de mis canciones favoritas de la época: The Rebel Jesus, de Jackson Browne, que escuché por primera vez en el disco de The Chieftains ¨The Bells of Dublin¨. La única versión que había en youtube de esta cooperación no tenía un sonido muy bueno que digamos, así que aquí hay una con ilustraciones que me gustó (espero que a ustedes también).

Aquí tienen la letra:

All the streets are filled with laughter and light

And the music of the season

And the merchants windows are all bright
With the faces of the children

And the families hurrying to their homes

As the sky darkens and freezes

They’ll be gathering around the hearths and tables
Giving thanks for God’s graces
And the birth of the rebel Jesus


Well they call him by the prince of peace

And they call him by the savior

And they pray to him upon the seas

And in every bold endeavor

And they fill his churches with their pride and gold

As their faith in him increases

But they’ve turned the nature that I worshipped in

From a temple to a robbers’ den

In the words of the rebel Jesus


We guard our world with locks and guns

And we guard our fine possessions

And once a year when christmas comes

We give to our relations

And perhaps we give a little to the poor

If the generosity should seize us

But if any one of us should interfere

In the business of why there are poor

Get the same as the rebel Jesus


But pardon me if I seem

To take the tone of judgement

For I’ve no wish to come between
This day and your enjoyment

In this life of hardship and of earthly toil

There’s need for anything that frees us

So I bid you pleasure

And I bid you cheer

From a heathen and a pagan

On the side of the rebel Jesus.



Y mi humilde intento de traducción:

Todas las calles están llenas de risas y luz

y la música de la temporada

Y los escaparates brillan
con los rostros de los niños
Y las familias corren a sus hogares

mientras el cielo se oscurece y se congela

Se reunirán en torno a las chimeneas y las mesas

a dar gracias por los favores de Dios

y el nacimiento de Jesús, el rebelde.


Bien, lo llaman el príncipe de la paz
y lo llaman el Salvador

y le rezan ante los mares
y en cada valiente empeño
Y llenan sus iglesias con soberbia y oro

cuando la fe en Ël crece

Pero han convertido el espíritu de donde hago adoración
,
de templo, en una cueva de ladrones

En palabras del rebelde Jesús.

Vigilamos nuestro mundo con cerrojos y armas
Y guardamos nuestras preciadas posesiones

y una vez al año, al llegar la Navidad

le damos a nuestros parientes y conocidos

Y tal vez le damos un poco a los pobres

si la generosidad nos alcanza

Pero si alguno de nosotros interfiriera

en el asunto de por qué hay pobres

haríamos lo mismo que el rebelde Jesús
.

Pero perdónenme si al parecer
mi actitud es de juzgar

No quiero interponerme

entre este día y su felicidad

En esta vida de dificultades y trabajo terrenal
necesitamos cualquier cosa que nos libere

Así que les deseo placer
y les deseo alegría
de parte de un impío y un pagano
del lado del rebelde Jesús.



No es por las indirectas (muy directas, si acaso) tan obvias que arroja esta canción, ni su clarísimo intento de controversia lo que una servidora considera más importante, si no esa golpeadora dedicatoria final, “from a heathen and a pagan” (en realidad, “heathen” y “pagan” son sinónimas, pero la primera palabra es totalmente anglosajona y la segunda viene del latín, así que se me ocurrió traducir la primera como “impío” para diferenciarlas y más o menos pescar una connotación de la misma. En la Navidad los sentimientos están a flor de piel y es muy fácil escarbar un poco para ver qué hay debajo. Católica como soy, estoy convencida de que mi religión es la buena y todo eso, pero hace mucho, cuando conocí esta melodía e intenté aprenderla, tuve que reconocer, a regañadientes, que a veces hay más pureza de corazón entre quienes se llaman paganos que entre los que decimos creer en Dios. A lo mejor estas personas no lo saben, pero sí, están del lado de Nuestro Señor Jesucristo (más de uno me va a mentar la madre por esto, pero ¿qué puedo hacer?). Y él era un rebelde, cómo no, y si no lo creen observen nada más los dolores de cabeza que vino (que viene) a causar a un mundo demasiado cómodo en sus viejas creencias y valores; y su poderosísima influencia: de alguna manera, en todo el mundo se celebra la Navidad.

Este cumpleaños de Nuestro Señor va a ser difícil, ya lo sé (escribo esto de antemano para dejarlo programado); habrá más de una pregunta sin respuesta, y más lágrimas inadecuadas de las que dicen que trae la típica depresión navideña. Si les ocurre lo mismo que a mí, les envío lo mejor de mi cariño y palmadas en la espalda; si no, voy a tomar un poco de su felicidad que al fin y al cabo al partir se multiplica como los panes y peces aquellos, que por algo somos todos hijos de Dios y aunque sea en poquito salimos a nuestro padre. Abracen mucho a los que aman y que los días por venir estén llenos de paz (o de la voluntad para seguir luchando, lo que haga falta).

Nota: Para escuchar otra fenomenal melodía navideña, por favor visiten el blog de mi amigo Izcoatl, aquí.

6 comentarios:

Kitsune dijo...

Felices fiestas!
Un abrazo!

Tonatiuh Moreno dijo...

¡Órales! ¡Qué canción! Realmente estoy sorprendido gratamente de que te parezca tan chida la letra, con la que concuerdo. Me recuerda algo que dijo Kurt Vonnegut acerca del Sermón de la Montaña: http://en.wikiquote.org/wiki/Vonnegut#Jailbird_.281979.29
Lo leí en "Un hombre sin patria"...

izcoatl dijo...

Hey! Muy buena y sincera canción! ¿Tiene ese ligero "feeling" a música irlandesa no es así? Entiendo por que te gusta mucho.

Supongo que no es necesario seguir una religión para sentirse ligado a preceptos que son aplicables universalmente. Todos en el interior guardamos un poco de egoísmo y negatividad, y también un poco de amor, caridad y ganas de mejorar las cosas; es la educación que recibimos la que nos inclina a uno u otro lado de la balanza. Lo dice un "pagano" que nada tiene de puro en el corazón, pero que sí tiene muchas ganas por mejorar a sí mismo y a su entorno.

Gracias por enlazar mi post "navideño".

Saludos.

Chendo dijo...

Aisling no estoy de acuerdo con tu frase de que la religión católica es la buena y al respecto no diré más nada ya que prefiero evitar tocar esos temas. Sin embargo, Jesús el Nazareno era tan rebelde que encontró la verdad mediante una vida llena de sacrificios fuera de muchos preceptos de la religión dominante de aquel entonces.

vicm3 dijo...

Chendo: Ella segun leo escribe que esta convencida que es la buena. Y creo que eso es lo que importa, que el practicante de la religión este convencido de lo que profesa. Pero aún cuando me gustaria elaborar aquí lo dejo.

Ash. Habia notado que en algun momento del mes pasado añadiste una licencia CC a tu blog, lo cual me parece fantastico, he estado un tanto involucrado con esto en nuestro país y bueno vale la pena contar la historia en otro momento, ¿una cosa si me inquieta por que "Sin obra derivada"? Se que en más de una ocasión alguien ha hecho caravana con tus escritos, pero tambíen creo en la libertad y la posibilidad de reutilizar contenidos, en lo personal yo he elegido la by-nc-sa en todo caso creo que no es la mejor entrada para todo este rollo, un poco tarde en escrito pero no en tiempo, buena vibra desde acá así como nuestros mejores deseos. En la tarde te envio una foto que seguro te alegrara el año.

Felices Fiestas.

Tranquilidad, esperanza y fé.

Aisling dijo...

Mil disculpas por los atrasos.

Kit: ¡Felices fiestas atrasadas! Pero los abrazos son de todo el año. :>

Tonatiuh: Espero verte uno de estos días. No conocía esa frase de Kurt Vonnegut... y me ha puesto a pensar. La de Rebel Jesus, por otro lado, me inspiró mi único cuento navideño...

Iz: Sips, todo el sabor irlandés con todo y que el compositor creo que es canadiense. La discusión de los preceptos universales la he estado siguiendo en tu blog aunque todavía no me animo a participar... Pero ya veremos, ya veremos. Y sips, la canción que pusiste en tu blog la estuve oyendo una y otra vez; fue la de mi Navidad este año. Es menos amarga de lo que aparenta.

Chendo: Je, je, je... creo que Vic ya habló sobre lo que estaba justo por aclararte. A mí no me molesta hablar de religión, pero la gente sabe que soy bastante clavada. :>

Vic: Gracias, y elabora por favor (y felicidades, que ya te mandaré comentarios sobre esa bonita fotografía que me enviaste). Sobre la licencia de Creative Commons... a ver si no metí las cuatro: según yo, la opción "sin obras derivadas" es para mostrar que no voy a estar muy contenta si alguien se fusila mis escritos. Los temas y los contenidos están libres. Bueno, eso creo. De veras que necesitamos discutir ese asunto.

De las caravanas con sombrero ajeno (caaaray, hace fácil diez años que no recordaba esta frase), la última que me llegó a molestar fue la de una cierta señorita que copió toda una felicitación de cumpleaños que escribí para G. de una lista de correos y la puso en un grupo de yahoo con su nombre y algunos cambios estúpidos de fechas y datos que al final no tenían sentido. Si mi licencia elegida es contra esa clase de asuntos, la conservaría; si no, pues tomaría otra.

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.