martes, diciembre 09, 2008

El escritor como "rock star": manual práctico de buena conducta

Image Hosted by ImageShack.us

Gracias a Hellnike por otra estupenda ilustración. =>

Ya desde hace varias Ferias del Libro me había dado cuenta de la necesidad de una especie de Manual de Carreño para los escritores, novelistas, ensayistas, cuentistas y poetas, locales y visitantes. Si el objetivo del libro mencionado es, como debe de ser, fomentar la convivencia y buen trato entre cada uno de los individuos que componen la humanidad, entonces uno adaptado a esa categoría que a veces se siente como de otro planeta se vuelve no sólo necesario, sino hasta urgente.

No sé si llegue alguna vez a componer ese folleto, pero por lo pronto, aquí está mi aportación: algunos consejos y tips que por experiencias propias y ajenas he aprendido a lo largo de bastantes años y que estoy segura que serán de utilidad. Aunque sea para endilgárselos a alguien más.


Manual de urbanidad y buenas maneras para uso de los escritores de todos los sexos habidos y por inventar en el cual se encuentran las principales reglas de civilidad y etiqueta que deben observarse en las diversas situaciones sociales relacionadas con el oficio.

  1. Recuerda que te debes a tus lectores; no puedes darte el lujo de ser sangrón, petulante o mamila con ellos.
  2. Sé cortés. Saluda a todos, habla con todos, cede tu asiento, deja pasar a los mayores y a los chicos.
  3. No niegues una firma a quien te la pida, ni un momento de conversación a quien se muere por hablar contigo.
  4. Habla claro para que todos puedan entenderte; no seas pedante.
  5. Expresa tus opiniones propias con seguridad y firmeza, y también con la humildad del que se sabe falible (todos lo somos).
  6. Si te están interpretando, habla despacio y haz pausas.
  7. Si eres hombre, no te vayas a los besitos y los arrumacos con tus lectoras; si eres mujer, nada de andar pellizcando a tus lectores. Compórtate.
  8. Báñate. Rasúrate, Depílate. Aséate. Usa ropa limpia. Convierte tu mínimo de higiene en máximo cuando vayas a estrechar la mano de tus lectores.
  9. Come lo que te ofrezcan, bebe lo tengan para darte. Y agradécelo.
  10. Las poses de diva nos quedan mal a todos, pero ten en mente que si uno está feo/gordo/flacucho/pelón/peludo/babeante, el efecto es todavía peor.
  11. Ni se te ocurra aparecerte en público borracho o drogado; si tienes vicios, no los hagas parte de tu “show”.
  12. Procura deshacerte de tu novia/esposa mamona o de tu novio/esposo metiche cuando menos con quince días de anticipación a cualquier evento; si no encuentras dónde dejarlo(a) o haces el drama de no poder vivir sin él/ella, a ver si aprendes de una buena vez a ponerlo(a) en su lugar.
  13. No escondas tu ejemplar de Fruits Basket bajo un libro de Umberto Eco; siéntete orgulloso de lo que lees y presúmelo.
  14. No hagas proselitismo político; ese trabajo no te corresponde. Si necesitas expresar tu ideología, hazlo como mejor sabes: por escrito.
  15. No te tomes demasiado en serio. Ríete de todo lo que puedas, pero, antes que nada, de ti mismo.
  16. Respeta al conserje que barre los pisos y limpia los baños, al cocinero que prepara tu comida, al albañil que construye las casas; su trabajo es muchísimo más importante que el tuyo.
  17. Hazte a la idea de que no todo el mundo te conoce, ni a todo el mundo le agrada tu trabajo. Te evitará malos ratos.
  18. Paga tus impuestos. Si no te los cobran, ofrécelos espontáneamente. Con más razón si estás podrido en lana.

10 comentarios:

Petrus Angelorum dijo...

¡Yupi!
¡Puedo ponerle notas! ¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas!¡Puedo ponerle notas! ¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo!¡Puedo! ¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!¡Sí!

Chendo dijo...

Ups! creo que don Petrus se muere de ganas por añadir notas a esta última entrega. Pienso que los consejos forman parte de tu forma de ser y créeme que más de una persona trata de llevarlos acabo o esta consiente de lo que has propuesto, saludos.

Adriel dijo...

Jajaja!! Muy buenas reglas, yo las apoyo!!
Me gusta mucho el blog!! Me quede enganchado con los post.
Por cierto, que buena ilustración la de este dibujante!!

Saludos!!

Kitsune dijo...

Conozco a más de uno a quien deberíamos darle a leer el manualito...

Aisling dijo...

Pere: Si cada uno de tus signos de admiración en realidad representaba a uno de interrogación, ya ves que aquí no censuramos a nadie. Nomás les recomendamos cuidar lo que redactan; que tenga un mínimo de inteligibilidad.

Chendo: Je, je, je... creo que lo que este señor se muere por hacer es tirar la piedra y apuntar a mi manita. Para variar... Espero que a los que de verdad les hacen falta estos consejitos no los echen en saco roto.

Adriel: Muchísimas gracias por visitarme. Esta es tu casa, bienvenido. Me he dado una vuelta por tu blog y me gustó muchísimo; ya pronto verás mis comentarios aquí. Y le dije a Hellnike que te había agradado su trabajo, para que se dé una vuelta por aquí. Por lo pronto, yo estoy encantada con el tuyo y cómo quisiera leer tus historias.

Kit: Desgraciadamente, cada consejito que puse en esta lista fue inspirado por algún incidente feo de la vida real. Pero guardo recuerdos muy gratos de otros escritores y artistas que siempre fueron tan sencillos, modestos y accesibles que uno se pregunta cómo es que existan los otros.

Ricardo García Paredes dijo...

jejeje ¡Eeeh! Me encanto el punto 12 XDD
Y Gracias a Adriel por el buen comentario sobre la ilustración O w O

Master Pei dijo...

Creo que lo más divertido de esto es que, en efecto, se nota que cada punto está inspirado en hechos reales. Es divertido, pero también triste a la vez. Por eso es bueno reírse de cosas así :p

Petrus Angelorum dijo...

¿Censura?

Tú si me censuras (en otro sentido).

Realmente sólo la censura existe de otras provincianas personas, aunque mejor sería calificarla de "mala leche" o "mala fe" o, como el bolero, "poquita fe".

No se trata de aventar piedras (en eso vuestra excelencia es más certera). Complementaremos con casos reales, ya que es tan blandita como para no decirlos, cierto, me falta la cortesía y buenas maneras de los provincianos.

Petrus, pensando en Conorte, en la historia de Elisa y Druso.

Farándula dijo...

Jeje, el 10 y el 13 me encantan. El 2 debería estar escrito en piedra para todo el mundo, no sólo los escritores.

Bonus: 7 consejos de RR.PP. para triunfar como escritor

Aisling dijo...

Pere: yo no te censuro; te regaño, que es otra cosa, y la verdad es que te lo mereces la mayor parte de las ocasiones. ¿A poco no estás de acuerdo conmigo en ello? Pero mira, me puedes acusar de blandita al no mencionar nombres. No tengo por costumbre hacer eso, y además cada una de mis reglas tiene cuando menos dos ejemplares. ¿De qué serviría? Prefiero, como los costureros, dejar el traje hecho para que se lo ponga a quien mejor le calce.

Fara: Completamente de acuerdo... la cortesía elemental no está de más en ningún lado aunque haya quien prefiera pasarla por alto. Leí los consejos de RRPP... y, je, je, je... estaba preguntándome si no los habrán utilizado un montón de escritores mexicanos de vieja generación que tenemos por acá. Y, peor tantito, si no los estarán siguiendo, y no muy inteligentemente, los de nuevas generaciones. Como siempre, es un gusto tenerte por aquí. :>

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.