domingo, abril 13, 2008

Picnic familiar


Esta preciosa fotografía del profesor J.R.R. Tolkien, su esposa Edith y sus hijitos John, Christopher y Michael en el jardín de su casa, era lo que pensaba subir para el pasado 25 de marzo (que se ha denominado el día mundial de lectura de Tolkien). Pero ya ven las cosas... sin mi computadora “Shu II”, actualizar el blog se ha vuelto complicado (“Shu” hace lo que puede, pero por lo pronto ello se limita a ayudarme a escribir), y me he estado tardando, más de lo que quisiera.

Estoy haciendo propósito de enmienda; mi “Shu II” (y muchas gracias a todos por sus buenos deseos y consejos) ya está en franco camino de recuperación, me dijeron; todavía le falta una pieza que le han tenido que encargar (sí, los viejos hábitos de Mac México no van a cambiar en un buen, buen rato) pero si Dios quiere me la regresan la semana que entra. Estoy segura de que se va a tardar en recuperar todo su potencial (mis programas ya los estoy dando por perdidos), pero la pondremos a trabajar, y esta fotografía (que incluye dos elementos clave: niños y Tolkien) queda bien como introducción para algunos escritos que planeado aquí. Supongo que ahora que se los estoy comentando, no hay forma de echarse para atrás.

Primero, como extra, estarán las respuestas a dos meme (algo así como un chismógrafo en cadena de blogs) que me enviaron Pepe Saucedo de El espacio de la Omnipresente Chela y Fëaluin de Profundamente Azul, y, entre algunos textillos independientes, un par de especiales de esta temporada del año.

Abril es el mes del niño... bueno, es lo que nos bombardean desde los medios de comunicación. En mis tiempos había un solo día del niño, y era el último del mes. De todas formas, estoy preparando dos textos al respecto: uno sobre los niños de nuestra época, y otro sobre los niños... que son adultos.

Para una servidora, abril también es el mes de Tolkien; fue el mes donde me enteré por primera vez de la existencia de El Señor de los Anillos y en el que, siete años después, comencé a leer el libro. Para conmemorarlo, voy a subir aquí la versión corregida y levemente aumentada de un escrito en once partes llamado “Veinte años antes y después”, que estuve publicando en la lista de correos de la Sociedad Tolkiendili de México. Ahí, no llegué a terminar (culpemos a la falta de entusiasmo; mía, no de mis lectores que nunca dejaron de apoyarme), pero tengo todas las intenciones de hacerlo en el blog, los jueves a partir del 24 de abril, a pesar de que ya van a ser VEINTIDÓS años desde que empezara mi libro favorito. Será mejor, creo, y también podré añadir algunas ilustraciones bonitas o fotografías.

Muy cerca de la fecha, me están programando una conferencia sobre Tolkien para un evento cultural aquí en Jalisco; les pasaré la información completa según se acerca la fecha por si se encuentran cerca y gustan asistir.

Pronto estaremos a tono; les agradezco su paciencia y sus visitas.

6 comentarios:

Bayita Beyita dijo...

Hermosa foto, como siempre, gracias por compartir tus tesoros con nosotros.

Kitsune dijo...

Por din sabré que pasó con esa historia acerca de cómo Tolkien y sus textos cambiaron tu vida!
:)

Bonita foto, por cierto.

Master Pei dijo...

Yo también quiero leer esa historia!!! Y la foto me encanta, Aisling. Genial!

Aisling dijo...

Gracias a todos.

Pues sí, estaré subiendo los "Veinte años", esperemos, cada semana sin brincarme un día... una promesa peligrosa porque no sé cuándo me suelten a la Shu II y se me atraviesa el único leve período vacacional del verano... pero haré la lucha porque todo quede bien y sobre todo le pondré fotos bonitas y/o interesantes para ilustrar.

Hablando de la foto de esta entrada, la saqué de un libro muy padre que se llama The Tolkien Family Album.

Claudia dijo...

Gracias por compartir ese tesoro!
Estaremos al pendiente de la continuación de tu historia, ahora si que nos has tenido en suspenso.

Aisling dijo...

Gracias también a ti, Claudia (Mmmmm... ¿eres Elanorelle...?

Espero ser, ahora sí, puntual con los relatos (la ausencia de mi compu ya me está empezando a llenar de pánico, a ese respecto).

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.