sábado, febrero 21, 2009

Dusty

Image Hosted by ImageShack.us

No hay gatos ordinarios. Hay gatos infelices, gatos obligados
a la simulación, gatos insatisfechos, gatos que un incurable
error humano abandona en manos indignas, gatos que esperan
toda su vida una recompensa que nunca vendrá: comprensión
y piedad. Pero tanta miseria y mala suerte no bastan
para formar un gato ordinario.


Colette

Hace un par de días, cuando estaba buscando en la red fotografías de Nora, la gatita pianista, para ilustrar una entrada de mi blog que ya verán más adelante, me encontré con una historia que al parecer estuvo haciendo ruido durante el fin de semana (se nota que he estado un poco alejada de internet, ¿verdad?).

Resulta que el domingo 15 de febrero, dos adolescentes, Kenny Glenn y su hermano Weston, de Lawton, Oklahoma, subieron a youtube un video en el que el primero, con la cara cubierta por un pasamontañas y haciéndose llamar “Timmy”, estrella contra la pared de un baño a su gato Dusty, y después se pone a golpearlo con los puños. La administración del sitio borró el video, pero no antes de que recibiera unas treinta mil visitas, y llevara al descubrimiento de otros dos, donde igual se maltrataba a Dusty y a otro gatito más, uno blanco con manchas negras.


Ahora, no es la primera vez que una escena de tortura hacia un animalito se muestra en internet, pero lo que resultó distinto esta vez fue la reacción de la gigantesca comunidad mundial. Si bien golpear y hacer sufrir a un gatito es horrendo, merecedor de todos los fuegos del infierno en cada orificio anatómico posible, el que los dos jovencitos hayan tenido tan poco seso como para presumirlo resultó estúpido y además providencial. En una nada de tiempo, “Timmy” y su “Camarógrafo” tenían tras sus talones a varios miles de personas que se encargaron de guardar y distribuír el video en cuanto foro pudieron, y de agotar esfuerzos para localizarlos. Y vaya que lo hicieron; alguien identificó la recámara del crío (se alcanza a ver dos segundos en el video) y de ahí brincaron a su myspace. En cuestión de horas, el nombre de Kenny Glenn, su domicilio particular, su teléfono y los datos de sus padres se hicieron del dominio público; fue en un video de Nora donde me tropecé con el caso y la información. La policía de Lawton recibió cientos de llamadas de denuncia y tras una tonelada de presión, Kenny, de 14 años, fue arrestado bajo cargos de crueldad animal. Hay una petición en internet donde se solicita que a él y a su hermano Weston (16 años) se les procese como adultos (es decir, que haya la posibilidad de enviarlos a la cárcel en lugar de que hagan trabajo comunitario y eso); en menos de una semana ha recaudado unas seis mil firmas.

Lo realmente bueno de todo eso es que tanto Dusty como su compañerito de manchas, de nuevo por la presión de la red, fueron rescatados y llevados con un veterinario; ambos están lastimados, pero bien, y pronto se les podrá dar en adopción (me imagino que se van a pelear por ellos, y eso me alegra). Dusty el gatito ya es una celebridad, y cuenta con montones de páginas de apoyo, como ésta en facebook, que además recibe noticias actualizadas del caso.

Sí, me encontré el video por ahí pero no terminé de verlo y no voy a poner un link directo en el blog; la verdad que sí está bastante horrible. Pero, aunque ustedes no lo crean (dado el cariño que le tengo a los gatitos) no fue la golpiza, los ojos temerosos de Dusty y sus débiles maullidos pidiendo ayuda lo que más me perturbó, sino los extrañísimos ruidos (algo así como lo que se oye cuando dos gorilas en celo se pelean; lo he visto en Animal Planet) que su idiota ex-dueño producía mientra lo maltrataba, y la voz ronca con la que le preguntaba: “¿Me odias? ¿Me odias, Dusty?”. Todavía no me cabe en la cabeza que haya gente sobre la tierra, un niño de catorce ni más ni menos, que pueda hacer eso (todo junto: la tortura, los ruidos y esa voz horrenda). En esta otra página, que he conservado por las bonitas fotos de gatitos cuyos dueños expresan solidaridad y hasta un poco de bien justificado odio, se puede acceder a los videos, pero, una vez más, les digo: son MUY horribles y a menos que quieran tener las mismas pesadillas que yo anoche, no les recomiendo que los vean. Para la noticia como apareció en televisión local, aquí tienen.

Hace algunos años, jamás hubiera podido creer que algo similar ocurriera; que una oleada de compasión global se soltara para defender a un solo gatito. Es cierto que hay muchos problemas en el mundo en los que las almas caritativas podrían ocuparse, pero me llena de esperanza el ver que muchos hayan elegido hablar por alguien que no puede hacerlo, al menos en lenguaje humano. El que una buena parte de ellos esté ahora pidiendo la sangre de Kenny Glenn me tiene sin cuidado; no estoy segura de que el chico vaya a aprender su lección, como afirman sus poquitísimos defensores; y puesto que obviamente ya está bastante dañado, igual le daría el tratamiento psiquiátrico que le han ofrecido que unas buenas nalgadas tardías. Lo único que espero es que no llegue a presidente de los Estados Unidos o algo así, aunque aquí entre nos lo veo muy improbable; sea cual sea el veredicto del juez que examine a los dos hermanos y el dinero que su millonario padre aporte para inclinar la balanza, el enemigo que se consiguieron es poderoso y con buena memoria; el nombre de Kenny Glenn estará ligado al escándalo y éste no dejará inmune a su familia; aquí pueden ver lo que los usuarios se han estado divirtiendo con la compañía petrolera de los Glenn en una página de negocios de Lawton. El asunto amenaza con salirse de control; quién sabe cuántas amenazas telefónicas habrán recibido, y no sólo ellos, sino personas que no tienen nada que ver y que han visto sus teléfonos y datos citados por error en relación al caso (una chica de youtube apodada sirensgrotto sugirió, muy sensatamente, que era mejor parar con todo eso y dejar que la policía haga su trabajo).

¿Todo ello es peor que lo que le Kenny y Weston le hicieron a su gato? Tal vez, pero personalmente pienso que quien se atreva a dañar a un animalito no se merece otra cosa. El mundo no se quedó indiferente. El internet ha servido de algo, vaya.

El gato es uno de los animales más bellos, nobles y cariñosos que existen. Los hemos llamado traicioneros porque se niegan a ser nuestros esclavos; porque cazan pájaros y ratones (para contribuír a la economía familiar, de hecho) decimos que son malos; nos sentimos tan ofendidos porque nos consideran sus iguales, aunque el hecho es que nos hacen un favor. Aún así, son de las mascotas más vulnerables cuando se trata de desquitar frustraciones, justificar la falta de testículos, llevar a cabo rituales estúpidos y quién sabe qué tanta barbaridad más. Siempre ha sucedido, pero ojalá que quienes tienen esta mala conducta por hábito se la piensen dos veces, ahora que dos escuincles traumados eligieron grabar y hacer pública su “travesurita” y con ello, probablemente, arruinaron su propia vida.

Yo perdí a uno de mis gatitos queridos en una temporada en la que estuvieron desapareciendo mascotas en mi barrio. Tengo apenas una vaga idea de cuál sería mi reacción si llegara a encontrarme al culpable. Conozco en persona a varios individuos que en algún tiempo maltrataron y hasta mataron gatos; nunca pensé en hacerles daño, pero ojalá que mis amigos no tengan tan mala impresión de mí si me quedo sentada y sonrío para mis adentros el día que el karma se los lleve de corbata, o si llego a decirles algo así como “¿te acuerdas de los gatitos?” en el peor momento de sus vidas.

Lástima, no puedo hacer planes de lapidación porque no estoy libre de pecado: tengo algo de historia de maltrato animal, por mi cuenta; cada noche elimino cuando menos dos mosquitos y estoy por iniciar un holocausto de cucarachas que desde hace unas semanas tienen su hogar en una cajonera de mi sala. Hay también un solo animal que mato con placer: las garrapatas, en especial las recién arrancadas con pinzas de las orejas de gatitos y ganado. Ah, también le hice pasar un que otro mal momento a varios bobos compañeros y maestros de mi horrible prepa.

16 comentarios:

Arc dijo...

Soy tu fiel lector Ais, pero llevas una racha de cosas tristes que me tienen bien deprimido :(

Pocas cosas me pogan emocionalmente, pero el maltrato animal debe ser mi kriptonita en cuanto a no tener paciencia ni tolerancia.

Yo no había leido de Dusty o de Kenny Glen antes, y te agradezco que me pusieras al tanto del evento. Me parece un caso muy complicado. Hasta que edad los hijos no son responsables de sus actos? Cuanta mala educación es suficiente para declarar a la persona "no culpable de sus actos" ?

En absoluto intento otorgar un GRAMO de aceptación al evento: es injusto e inhumano.

Pero me cuestiono cual es el camino correcto a proseguir. Castigar a los adolescentes? Castigar a los padres? En que medida a cada uno?
Existe redención para con los adolescentes? Se debe ejecutar un castigo, un tratamiento siquiátrico, o ambos? En que medida cada uno?

Lo importante aqui, pienso yo, es tratar a los adolescentes con la dignidad y respeto QUE NO MERECEN y QUE NO LE DIERON AL GATO (y quien sabe a cuantos animales más); aqui es donde se nos pone a prueba NUESTRO temple, y tenemos que obrar con nuestros ideales y ética, nunca por nuestros sentimientos.

Me alegra que Dusty tuviera un final felíz [GEEKS DEL INTERNET, REUNANSE!], y espero que el evento sea un escarmiento, no para los adolescentes, sino para LOS PADRES Y LOS ADULTOS:

Las mascotas y los animales no son juguetes. hay responsabilidad al adquirirlos.

Si no tienes el amor y la disciplina para tener un companero animal, ten el sentido común de no adquirir uno.

Me despido con una frase de Seneca que me da mucha esperanza:
Donde quiera que exista un humano, existe una oportunidad para la amabilidad.

Master Pei dijo...

Dioses, no tuve ni tendré valor para ver el video, y la verdad ni me interesa. Esas cosas me ponen muy mal (alguna vez vi uno accidentalmente, de cómo le quitan el pelaje a unos mapaches) y las imágenes me dejaron todo pendejo durante una semana. Me hace mucho daño; no puedo, no puedo... Ya bastante tuve con lo poquito que pasan en las noticias.

Lo bueno de todo esto es que dieran con los infelices que lastimaron a Dusty y que la gente del mundo se esté uniendo para hacer algo al respecto. Me consuela saber que al final les caerá el karma, y que Dusty y su compañero terminarán en manos amorosas.

Y que vivan los gatos... U_U

izcoatl dijo...

Bastante revuelo hubo por este caso en gran cantidad de foros, que en ocasiones ayudan a extender más rápido la noticia que los sitios especializados de noticias.

Como dices, da mucho para reflexionar el que 2 simples mocosos - de qué otra forma se les puede llamar - sean capaces de realizar tal barbarie, con tal saña y sangre fría. Total, que el mundo está vuelto patas pa' arriba, y se vislumbra muy difícil enderezarlo.

Saludos.

Kitsune dijo...

No sabía nada de este terrible incidente. Mientras leía tu post en voz alta para que Alos se enterara se me quebró la voz... nos indignamos sobremanera, pero al mismo tiempo estamos muy contentos por que la comunidad (sobre todo Anonymous) no se quedó callada y encontraron a esos malditos que le hicieron tanto a Dusty...

Sigo sin poder creer cómo es que existe gente que le haga tanto daño a los animales, pero lo veo todo el tiempo en los programas de la SPCA y me da mucho coraje, porque viven y porque aquí en México seguimos sin una sociedad protectora que sea parte de la policía, que pueda meter a la cárcel o firmar una orden judicial para que esa clase de personas no puedan volver a acercarse a los animalitos. Al menos esos tipos sí pueden ser juzgados por lo que hicieron, ojalá que así sea.

Nona dijo...

Mi primo se burló de mí pq me puse a llorar cuando vi un documental en donde decían que les quitaban los ojos a golpes al ganado para que avanzara en la cola hacia el matadero... nunca he podido sufrir el maltrato animal, es algo intolerable para mí :(

El vídeo del despellejo que menciona Pei llegó a mis manos un día... pero por fortuna un amigo me previno y a pesar de que una parte de mí quería verlo para ser consciente de la crueldad humana, me contuve y me ahorré así unas imágenes que muy probablemente aún tormentarían mis noches.

Tampoco ahora veré el de Dusty, pues ahora mismo en mi mente las palabras valen más que mil imágenes.

Yo no estoy segura de la redención de los mocosos estos. Más bien creo que deben de estar encantados con su nueva fama adquirida; a los 14 años uno sabe muy bien lo que hace, y si decidieron hacer esto es pq han visto antes elogiar a alguien que hiciera lo mismo. Por supuesto tienes que tener algún tornillo flojo y haber recibido una pésima educación, cosa común entre la juventud actual. Triste realidad...

Sin embargo, también estoy segura que esto habrá servido de algo y algunas familias habrán sido iluminadas con la idea de enseñar a sus hijos a mostrar respeto y amor por los animales.

Así que, gracias Dusty, por ser un mártir de los gatitos! Gracias a ti otros muchos se salvarán, seguro!! :)

Braenwyn dijo...

Hola, preciosa!!! Todavía tenemos pendiente un cafecín...

He leído tu post sobre Dusty y también me lleno de indignación sobre semejante abuso... Si alguien tiene ojos para ver y oídos para escuchar, se daría cuenta cómo son los gatos en verdad... hablo por ellos... aunque el resto de la fauna no humana, merece también voz y voto, una gota de amor, y un recipiente donde guardar su sabiduría...

Que Bastet proteja a todos los gatos de nosotros los humanos...

Suldyn dijo...

Ciertamente ya sabía del asunto y hablé al respecto en Antimateria, pero el episodio no ha salido aún. De cualquier manera creo que lo verdaderamente interesante es la reacción que tuvo la comunidad y cómo afectó el internet para que esto se volviera pólvora.

¡Que el mundo tema la ira de los amantes de los gatos!

THOR dijo...

Yo sé ví el video.

Pues deberían de darles una madriza. Nada más

Petrus Angelorum dijo...

Hace no mucho una persona me prevenía de "usar las armas del enemigo", me citaba, profundamente, al repecto a un tal Tolkien.

Chendo dijo...

Me parece muy acertada la opinión de Petrus ... en estos y muchos otros sucesos desagradables y denigrantes resulta demasiado fácil acabar siendo como el agresor inicial o peor aún. Si existiera un medio efectivo para frenar el miedo humano que se transforma en odio y rencor ... seguramente viviríamos en un mundo mejor.

Gabriel Gray dijo...

Hola, Aisling
Que buen blog tienes, como también que buenas cosas escriben.

Vaya que horrible situación por la que paso este pequeño gatito y su compañerito, en verdad no se como puede haber personas asi, me hacen querer hacer cosas inhumanas contra este tipo de personas, de las cuales creo que pierden el derecho a su humanidad y asi castigarlos como se merecen.

Pero no es el caso generar más violencia con violencia, lo que si creo es que ya debe que ver Derechos para los animales en todo el mundo y no solamente para unos cuantos países.

Por lo menos se que este Dusty estará en un lugar mejor, con alguien que cuide bien de este como el gatito de mancha.

En verdad que usted Aisling es muy ferviente con lo que escribe, es muy buena escribiendo sobre lo que pasa en el mundo que no muchos estamos enterados.

Raven Lausleahleahhann dijo...

Oigan, y si somos tantos... deberíamos hacer algo!!!!!!

T.T

Yo ni siquiera pude leer tu post. Me matan estas cosas.

Nona dijo...

Tranquila Raven, que a pesar detodo Dusty ha tenido un final feliz! :)

Lo unico que se me ocurre de hacer a nivel personal es ir a ayudar a las asociaciones de animales maltratados o abandonados. Estuve mirando hace un par de semanas en las de londres y podeis creer que estan todas llenas? Me alegra que haya excedencia de voluntarios en este aspecto :)

Yipie dijo...

¡Tampoco sabía nada del incidente! Y de cierto modo que bueno que no vi el video pues no lo hubiera aguantado, lo cerraria de inmediato y me daria mucho coraje. Me recordó un video donde un gato se atora al ventilador. Se supone que es gracioso cuando el gato comienza a girar con el ventilador para luego zafarse y rebotar en una pared. ¡Pobre micho! Espero que Dusty no se vuelva retraido pues esto no es nada gracioso.

Mas que el maltrato al pobre Dusty también deberían revisar al tal Kenny pues no se me hace "normal" que un niño realice semejantes torturas con el gusto que el lo hace. TAmbién me dejo pensando sobre tu post de la fiesta taurina donde una vez más se muestra el maltrato animal. Claro que en en los toros mucha gente justifica todo el teatrito que se hace alrededor pero no deja de ser básicamente lo mismo. Maltrato a los animales. ¡¡Saludos Aisling y cuiden a los michos!!

Carlos Morán dijo...

Se me hace sumamente curioso que apenas un dia después de ller tu post, me ha llegado un correo de la mísma índole, pero mucho más cercano.

Aquí en el estado de méxico.

El correo que me mandaron es demasiado largo como para explicarlo en un comment, sin embargo, creo que con una prueba basta:
"Javier había recogido y dado hogar temporal a cerca de 80 perros y gatos de la calle (todos ellos esterilizados y vacunados), por lo que sus furiosos vecinos le exigieron en varias ocasiones que se fuera de ahí de inmediato o que matarían a sus animales. Javier estaba buscando otro lugar al cual mudarse y, de hecho, unos días antes del sanguinario ataque consiguió apoyo económico para construir una barda que mantendría a salvo a sus perros y gatos dentro del terreno que le fue regalado para este propósito...

Héctor José Urdapilleta, un amigo de Javier Cervantes, hizo un relato detallado de la masacre:

“Me llamó Javier para decirme que un vecino le había avisado que estaban matando a sus perros. Corrí hasta el departamento de Javier y fuí recibido por personas de negro, encapuchados, con armas largas, machetes, y tubos. Les pedí que dejaran de golpear y
machetear a los perros. Eres el dueño de los perros?, no, pero son de un amigo y vine a ver que pasaba. En ese momento me metieron al departamento y me empezaron a golpear con los tubos y a patadas. Sabes que estás metido en un grave problema, me dijeron los encapuchados, al mismo tiempo que me tiraron donde estaban agonizantes los perros. Alcance a ver a Tomás un perro que gritaba desgarradoramente por el dolor de sus heridas. Alcancé a ver a otro perrito que al huir, de un machetazo le cortaron una patita y a pesar de eso siguió corriendo. ‘Eso es lo que quieres, pues eso tendrás’, y me aventaron sobre los perros masacrados. Me oyeron llorar por no poder hacer nada por los perros. Les grité a los vecinos, y todos se quedaron callados. Afuera estaban policías municipales impidiendo entrar a nadie. Junto con los animales destrozados, me subieron a una camioneta y no me permitían subir la cabeza, con las botas me la bajaban, quedando totalmente empapado en sangre de los perros. Al ver llegar policía estatal, sentí un gran alivio, pensé que me rescatarían, tengo muchos amigos en la policía estatal, pero no hicieron nada. Me amarraron con cinta canela los pies y manos y me llevaron al Ministerio Público, quien no encontró ninguna razón para consignarme, por lo que me volvieron a subir a la camioneta y me fueron a tirar hasta una pequeña barranca no muy lejos de aquí. Desde ahí me regresé caminando y aunque son las dos de la mañana, estoy vivo.”"
(al parecer si cupo lo más importante.)

les pido de favor uqe aquellos que crean en la justicia firmen la petición que encontrarán en la siguiente dirección:
http://www.petitiononline.com/jalt2009/petition.html
actualmente llevamos 7,000+ firmas

Farándula dijo...

He seguido el consejo de no ver el vídeo, por eso del mal dormir.

Aunque el Kenny este se ve que mucho seso no tenía, lo de juzgarles como adultos me parece una barbaridad. Un adolescente es lo que es, un descerebrado nato (aunque este supera la media) y debe tenerse en cuenta.

Personalmente siempre he estado a favor de los "castigos ejemplares", entendidos no como pagar con la misma moneda, sino obligar a reparar el daño.

A este niño yo lo metía a trabajar durante unos meses en alguna ONG dedicada a la defensa de los animales. El padre, si tiene tanta pasta como dices, que pague una buena multa destinada a las protectoras y que le prohíban adquirir mascotas. ¿Acaso no se les quita el carné de conducir a los conductores temerarios?, pues lo mismo. Al menos así nos aseguramos de que no haya más víctimas.

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.