jueves, diciembre 13, 2007

Reseña de película: Beowulf


Beowulf

Director: Robert Zemeckis

Intérpretes: Ray Winstone, Anthony Hopkins, Robin Wright Penn, Brendan Gleeson, John Malcovich, Sebastian Roché, Crispin Glover, Angelina Jolie.


Lo bueno: La pelea de Beowulf con el dragón.

Lo malo: La verdad, todo lo demás.

Calificación: *

Una vez más estoy convencidísima de que, en el cine, el guión lo es todo, de la misma forma que la cocción en el caso de los platillos. Puede uno tener los mejores ingredientes, la materia prima más adecuada... y demasiado fuego lo echa todo a perder. Esto fue, exactamente, lo que ocurrió con esta película.

Dejando de lado la animación, que no tiene nada de particular si uno ha visto Final Fantasy: The Spirits Within, Beowulf cuenta con un buen equipo de actores, preciosos escenarios, buen diseño de vestuario y en general cinematografía; pero el tratamiento de la historia lo echa a perder todo con una facilidad pasmosa.

Beowulf está adaptada (bueno, eso juraron el director Zemeckis y el escritor Neil Gaiman al presentarla en la pasada ceremonia de los Scream Awards) de la épica del mismo nombre, la primera pieza conocida en inglés, compuesta a finales o a mediados de los 400 y escrita más o menos en el 700 después de Cristo. Ésta, entre otras grandes predecesoras de literaturas nacionales, tiene el detalle de ser bastante larga, y, aunque pagana, pareciera llevar un transfondo cristiano mucho, muy misterioso. La han llevado al cine unas cinco veces, si entre ellas contamos Trece Guerreros y una versión extraña con ambiente de Mad Max que hicieron en el 99, con Christopher Lambert en el papel principal. No he visto completa la del 2005, Beowulf & Grendel, con Gerry Butler; me detuve a los pocos minutos porque la versión que conseguí estaba muy mal grabada y porque eso fue lo que necesité para darme cuenta de que la cosa no pintaba tan bien (¿Grendel, el demonio, un semihumano?). De veras esperaba que ésta fuera la buena. De veras.

La película se proyectó en México en versión doblada y subtitulada; por buena suerte me tocó verla subtitulada, ya que así me di cuenta de algunas peculiaridades interesantes; líneas enteras de la película están en inglés antiguo, y eso incluye varios pasajes de la épica en sí, tal y cual.

Me gustó, al principio, que los guionistas se hubieran preocupado por utilizar palabras como thane (noble) y mead (bebida alcohólica), que suenan de la época sin caer en arcaísmos; sin embargo, la revoltura de inglés antiguo y moderno en la misma secuencia de diálogos suena muy payasa, y a muchos de los actores les hubiera caído bien unas clasesitas de pronunciación; un aspecto tan cuidado en las películas de El Señor de los Anillos y que aquí se dejó ver hecho al aventón y con prisa (nadie se ponía de acuerdo sobre cómo decir “Beowulf” y Anthony Hopkins cometió tres veces un mismo error).

La gesta heroica de Beowulf se diluye con cantidades impresionantes de... sí, adivinaron: sexo, acomodado en capas de clichés tan gruesas, que el sabor del original se pierde por completo. Los guionistas Gaiman y Roger Avary no escribieron el guión con las patas, pero por cuestiones de decoro no puedo decirles con qué parece que lo hicieron (las primeras líneas del cuento Jinetes del Salario Púrpura, de Philip José Farmer, podrían darles una buena pista).

Las metáforas de la obra (kennings, se llaman, y son muy bonitas) se convierten en frases de lo más vulgar: “dador de anillos” y “caminante de las sombras” por un lado contra “violadores de vírgenes” por otro. Cuando vi los cortos, pensaba que el haber puesto a Angelina Jolie, con cejas depiladas, rímel y tacones (?) como la madre de Grendel (en el original ella es una especie de monstruo marino horrendo) iba a ser la única desviación de la historia, pero nada: el bondadoso y valiente Beowulf se convierte en un tipo sangrón y exhibicionista; el otro héroe, Wiglaf, tiene la misma edad del protagonista desde la primera parte de la historia y está puesto en papel de gordito simpático; el rey Hrothgar es un borracho perdido; el casi casi villano Unferth pierde todo su encanto y termina murmurando algo sobre el Dios de los cristianos, que jamás se menciona pero que seguramente el poeta de Beowulf conocía demasiado bien como para estar tonteando.

En cuanto a la idea de la humanización de Grendel (los auténticos monstruos están en peligro de extinción; ahora todos son víctimas y dignos de lástima), sólo me quedo con curiosidad de ver qué tanto tuvo que ver la película pasada, Beowulf & Grendel, puesto que ya hace años que está de moda sacar las cosas de películas en lugar de ir por las fuentes originales de las historias (eso igual puede ver en cuestiones tan dispares como Marion Zimmer Bradley y Frank Miller).



Comprendo que una adaptar una obra de un medio para otro siempre conlleva cambios, pero, ¿es necesario que los guionistas proyecten sus propios puntos de vista y deformen la historia de manera que sea imposible reconocer al original? La película no trata, como la épica, de valor, generosidad, amistad y sacrificio, sino de ambición, lujuria y egoísmo; el resultado, aparte de mediocre, es muy desapasionado. No hay oportunidad de encariñarse con ninguno de los personajes, la trama se siente plana y sin chiste, y hasta las escenas de acción no son nada del otro mundo si uno ha jugado God of War.


Recomendaciones: Si les gustó 300, aunque esta les va a parecer menos lograda; si les divierte ver a otra persona cuando juega videojuegos; si quieren escuchar un poco de inglés antiguo (en ese caso cierren los oídos cuando hablen Anthony Hopkins y Angelina Jolie) y si todavía piensan que Neil Gaiman es perfecto.

Abstenerse: Si ya conocen o le saben cualquier cosa al original, porque en ese caso probablemente acaben odiando esta cinta. Si piensan que 300 fue un asco; ésta es peor.

9 comentarios:

Kitsune dijo...

Aún no la he visto porque sigo con mis dudas acerca de la adaptación... quizá encontraré a algún incauto que pague mi boleto del cine para que yo no sienta que me estafaron (con lo caro que se ha puesto)
:P

Aunque eso de antropomorfizar a Grendel se me hace del mal gusto, se supone que la tecnología ya se presta para crear mosntruos en serio feos, horripilantes y verosímiles, no?

Btw, no recuerdo si en la lista de correo Tolkiendili hablaste de la imposibilidad de conseguir la traducción al español: pues me encontré mis copias de una edición bilingüe (traducida por Luis Lerate) en Seix Barral, lo malo es que extrañamente no tengo la copia de la página legal y no sé de qué año es la edición...
=/

Aisling dijo...

¿En Seix Barral? ¡Excelente! A mí no me ha tocado ver traducciones al español (o al menos, ninguna decente), aunque tenía esperanzas de ver si en la Universidad de Colombia sacaban algo (porque estuvieron publicando varios poemas que se habían traducido directamente del anglosajón al español).

Pero yo creo que eso de humanizar a Grendel, aparte de mal gusto, tiene que ver más con la costumbrita que tenemos ahora de mandar a los asesinos con psicólogos y esas ondas... como que ya la gente hoy no tolera la idea de que la pura maldad pueda existir.

SNAKE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SNAKE dijo...

(el comentario de arriba es mio no pregunten por que lo borre)

La pelicula siendo honestos no me llama la atención parece versión chafa de 300.

MacPaco dijo...

Pues de todas formas, quiero verla, no quiero quedarme con la espinita. Peor que Los 6 Signos de la Luz, no creo que pueda ser =S

Por cierto, ya escuchaste lo de EL HOBBIT?!?!?! Ahora si, es OFICIAL.

Aisling dijo...

¡Síiiii, y Peter Jackson va a estar en el proyecto!

La verdad yo también quise ver Beowulf por puro morbo, aunque mis amigos que la vieron antes que yo ya me habían platicado que estaba como para llorar. No me arrepiento de haberme quitado la tentación, pero en todo caso te recomiendo verla con subtítulos, para oír el inglés antiguo a ratitos (Grendel se comunica todo el tiempo en esa lengua, pero Angelina Jolie jura que le enseñaron a hablarlo y cada vez que Anthony Hopkins dice la palabra para referirse a los juglares de las épicas, "scop", no es "skop", como lo pronuncia, sino "shop".

(No he visto Los 6 signos de la luz... pero me dijeron en efecto que es mala comparada con las malas).

Suldyn dijo...

Vaya, ahora sé que hice bien con evitar los 6 signos de la luz. Ya varios me han dicho que Beowulf no está nada buena así que supongo que la evitaré y me esperaré a ver Soy Leyenda. Hoy Kitsune me despertó el gusanito por ver la movie y leer el libro ^_^.

Gracias por visitar mi blog, es todo un honor.

THOR dijo...

Vaya que me voya a hacer fan tuyo. Vi la película en casa, y aunqe me gustó 300 ésta se me hizo extremadamente mala, aburrida, salvo como tu dices por la Batalla del dragón. Por otra parte, no podía apagar el DVD, por que me molesta dejar las cosas incompletas, así que me la cute deseoso que se terminara.


Estoy convencido que el guíón, o la historia o el escrito o lo que tenga letras impresa es la base de todo (por fin encuentro a alguien que piensa lo mismo, ya no estoy sólo en el mundo) y pues a mí la historia no me atrapo. Pero bueno gasté dinerito que bien podría gastar en otras cosas y pues ni modo. (y luego se quejan de la piratería, pero no es lo mismo gastar 50 pesos en una renta que 10en la compra de una película y más si chafa)

Aisling dijo...

Gracias por visitarme, Thor, y por tus palabras tan amables. Imagínate qué tragedia... yo fui a ver Beowulf en cine, y ya de antemano sabía que no era buena (un par de amigos me avisó), pero tenía unas ganas locas de quitarme el gusanito.

Es una lástima, una verdadera lástima, que hayan echado a perder el original. Con las tecnologías que se tienen ahorita, y los recursos, lo único que bastó para darle en la torre a esta película fue dos tipos con un procesador de texto.

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.