viernes, diciembre 18, 2009

Reseña de película: Nikté

Image Hosted by ImageShack.us

Nikté

Director: Ricardo Arnaiz

Intérpretes: Sherlyn, Pierre Angelo, Eduardo Manzano, Regina Orozco, Regina Torné, Mauricio Roldán, Pedro Armendáriz, Ro Velázquez, Humberto Moreno, Alex Lora, Jorge Arvizu "el Tata", Maya Zapata.

Lo bueno: Los paisajes, la música (¡pero no todas las canciones!), algunos momentos brillantes de la animación, Regina Orozco, Alex Lora, Pierre Angelo.

Lo malo: El guión, algunos momentos no tan brillantes de la animación, Sherlyn, Pedro Armendáriz, la dirección de voces en general.

El berrinche personal: Mmmmm... un complejo lingüístico pero a una servidora le sigue molestando un poco que los nombres de los personajes sean chistes intraducibles.

Calificación: ***

Si les cuento cómo comienza la película me van a adivinar el final. Bueno... mejor centrémonos en el argumento. La historia ocurre en Tabasco, en un pueblo olmeca (una cultura de la que sabemos muy, pero muy poco), unos mil años antes de Cristo. Nikté (Sherlyn) es una niña huérfana, adoptada por una familia pobre pero generosa; con todo, tiene poco que agradecer y se la pasa lamentándose de su suerte. Su mayor deseo es convertirse en princesa y rodearse de lujos y comodidades, y encuentra una oportunidad perfecta cuando descubre unos glifos con una profecía de, precisamente, una princesa venida de las estrellas que salvará a su pueblo. Nikté, con su amiguito Paal (Mauricio Roldán) como cómplice, elabora un plan para hacerse pasar por la elegida de la profecía, y aunque las cosas se le pintan bien en un principio, pronto se dará cuenta de que la parte de “salvar a su pueblo” tiene un lado bastante horrible.

En compañía de Chin (Pierre Angelo), un chaneque expulsado (involuntariamente) por los suyos, Nikté emprenderá un viaje de autodescubrimiento en medio de gigantescos hoyos en la trama, escenas de acción gratuita, Deus ex machina, y, gracias a ídem, personajes muy simpáticos como Ih Aesu (Regina Orozco), una ermitaña sabia y demente, y los sacerdotes Kan y Kun (ambos interpretados por Eduardo Manzano, con toda justicia llamado El polivoz). Por desgracia, también la seguirán de cerca los malos, más planos que una tortilla mexicana, como el rey K'as (Pedro Armendáriz), que quiere apoderarse del mundo conocido por algún motivo desconocido, y Xtabay (Maya Zapata), una especie de espíritu que le está ayudando quién sabe por qué.

Nikté poco a poco... perdón, de un momento a otro, rectificará sus errores, y recibirá una lección de vida que la hará cambiar de actitud (de lo cual nos hubiéramos dado cuenta más fácilmente si la actriz en el rol principal le hubiera echado más ganas).


Por el aspecto técnico, uno no puede sino quedarse con la boca abierta con los preciosos paisajes que le dan fondo a la película; la animación está bien hecha, aunque no carente de defectos (y se alcanza a notar que el trabajo se hizo en varios estudios; los cambios de estilo y los errores ocasionales no dejan lugar a dudas). Hay algunas secuencias hechas por computadora, pero la mezcla con el 2D original es mucho más bonita y fluída que lo que se ve, por ejemplo, en Dragonlance y similares. El soundtrack es muy lindo, aunque a una servidora le siguen sacando ronchas las canciones metidas a la fuerza (pero eso es ya desde las mejores épocas de Disney). Ahora, como dijera Macduff en Macbeth de Shakespeare, all these are portable,
with other graces weigh'd (todo esto se puede tolerar si lleva conjunto otras virtudes). Pero, ¿qué es lo que impide que Nikté sea una película realmente novedosa, una verdadera joya? Lástima: los problemas son de fondo, y nada tienen que ver con el atractivo exterior.

El primero, sí, es el guión. Con todo y de que se parte de una excelente premisa, una buena historia y buenos personajes, la trama pierde pronto el sentido del ritmo y se transforma en un soberano despapaye. Lo más doloroso es darse cuenta de que la película estaría mejor si se le cortaran algunas escenas que de seguro se hicieron con mucho trabajo y cuidado. ¡La edición tardía no debería meterse en películas animadas! En lugar de un muy necesario desarrollo de personajes, la movie prefiere profundizar en chistes, bromitas privadas y públicas y escenas de acción muy vistosas y bien realizadas pero que la verdad no aportan nada.

El segundo es esa desagradable costumbrita que al parecer heredamos de los gringos: el poner en el doblaje voces famosas en lugar de gente menos conocida pero que de veras sepa cómo hacer el trabajo. Hay, eso sí, deliciosas interpretaciones de novatos en el asunto, como Regina Orozco y Pierre Angelo; a Alex Lora le quedó muy bien su personaje de Chamán Chaneque, pero no estaba actuando, creo... o en todo caso ha estado representando el mismo papel los últimos cincuenta años; a Mauricio Roldán, aunque jovencito, lo pondría entre los experimentados.

Pero es una verdadera pena que no pueda decir lo mismo de Sherlyn, la actriz que lleva el papel principal, ni de Pedro Armendáriz, un actor con muchísima trayectoria que de hecho tiene una voz muy padre. Pero más que dejar que ambos (y que muchos de los que hicieron roles secundarios y tampoco cantaron bien las rancheras por así decirlo) carguen con toda la culpa, quisiera que recibiera las piedras que merece el director de voces, quienquiera que sea (los créditos de la película pasaron muy rápido); se nota que hizo su trabajo a las prisas y al estilo Ed Wood, es decir, en una sola toma; al mismísimo Polivoz Manzano se le va un poco la vocalización, y ya para que no se hayan detenido a corregir cuando el villano de Armendáriz dice: “La próxima vez que REGRESÉ a la ciudad...”.


Con todo lo anterior, ¿Nikté es una película que merezca verse? Definitivamente, sí. Las tres estrellas que le pongo no son ningún favor, sino lo que pienso sinceramente (léase a lo que equivale en calificación: “bueno si se le tiene paciencia”; y en este caso va en serio: muuuuuuuucha paciencia). No tanto por lo que es en sí, sino por lo que representa: un posible regreso de nuestro país a la animación, un medio en el que hace mucho tiempo fuimos maquiladores de calidad y también creadores, y que dejamos perecer por pura falta de dinero. Pero ojalá que lo hagamos por el camino adecuado: no es la forma lo importante, sino el fondo (tsk, tsk... hacerlo con buenos guiones por encima de todo, y cuidar las actuaciones en el doblaje).

Recomendaciones: Por favor, vean Nikté. De preferencia este fin de semana, y lleven a sus hijos, hermanitos, nietos, sobrinos, etc. menores de diez años, porque seguro se la pasarán mejor que ustedes. Muéstrenle su apoyo a los animadores mexicanos y filipinos que pusieron la mano de obra en ella, pero al mismo tiempo háganle sentir a Ricardo Arnaiz, a sus productores y escritores, que su trabajo dista mucho, pero MUCHO, de estar terminado.

Abstenerse: Si no tienen corazón de pollo, o si andan cortos de dinero para Navidad. Pero en este último caso tampoco vayan a ver La princesa y el sapo, ¿eh?

12 comentarios:

http://blog.nikte.net/ dijo...

Denuncio a los productores de la película Nikté: PRODUCCIONES DE ANIMACIÓN Y MULTIMEDIA, SA DE CV (ANIMEX) y NAHUALA PRODUCCIONES CINEMATOGRÁFICAS, S DE RL DE CV, porque invaden las Reservas de Derechos de mis personajes ficticios NIKTÉ (04-2005-051714151300-301), KAN (04-2005-051713103900-301) y KIN (04-2005-051713002100-301).

Estas empresas usan ilegalmente en otros personajes los nombres registrados de mis personajes, incluso, con características psicológicas idénticas: Mi personaje NIKTÉ es VANIDOSA y PRESUMIDA; el de ellos, también. Mi personaje KAN es CONSEJERO; el de ellos, también.

NIKTÉ, KAN y KIN forman parte de los KARAKOES, un grupo de geniecillos mayas que enseñan a los niños a cuidar el medio ambiente y a conocer nuestras raíces prehispánicas. Yo creé a estos personajes en el año 2000; los registré como obra literaria y dibujo en 2001; los registré como diseño gráfico y con Reserva de Derechos al Uso Exclusivo en 2005. Desde 2006 a la fecha los tengo licenciados con GRISI y SELECTOR.

De acuerdo con la Ley Federal del Derecho de Autor, la Reserva de Derechos es la facultad de usar y explotar en forma exclusiva, entre otros, tanto el nombre, como las características físicas y psicológicas de un personaje ficticio o simbólico determinado. Por consiguiente, el uso de los nombres NIKTÉ, KAN y KIN, correspondientes a los personajes cuyas reservas de derechos me han sido otorgadas, es exclusivo del titular, y en virtud de este derecho ninguna otra persona puede usar o explotar tales nombres sin consentimiento del titular de la reserva, aún cuando las características físicas y psicológicas del personaje nombrado de igual forma sean diferentes.

El día 27 de marzo de 2009, estas productoras fueron citadas por el Instituto Nacional del Derecho de Autor [Exped: 206/98.402/89 “2009”] a una junta de avenencia, la cual se celebró los días 19 y 28 de mayo de 2009. En esta junta, dichas empresas no demostraron tener facultad legal para usar estos nombres en otros personajes. Asimismo, se opusieron al arbitraje del INDA. Debido a que han hecho caso omiso e, inclusive, han tratado de deslegitimar mis derechos en algunos medios, me vi precisado a demandarlos ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial. Esta demanda ya fue admitida [Exped: IMC 1979/2009 (I-336) 16564], y mis contrapartes fueron notificadas el día 8 de diciembre de 2009, por lo que deberán contestar lo que a su derecho corresponda en los primeros días de enero de 2010. Sin embargo, la película Nikté aparece en cines a nivel nacional este 17 de diciembre.

Ante tales circunstancias, me veo obligado a denunciarlos públicamente y a hacer todo lo que esté a mi alcance para defender legal y honradamente mis derechos.

Atentamente,
Rolando Tamayo Rodríguez
Cel.: 04455 2901-7127 http://blog.nikte.net/

Chendo dijo...

Vaya sorpresa ... por algo decía Aisling que les faltaba un buen guión ... si se enajenaron propiedad ajena. Rolando estás en todo tu derecho de demandar legalmente a los productores por el uso ilegal de tu obra, espero llegues a un buen acuerdo, saludos Ais.

Anónimo dijo...

al parecer al señor rolando tamayo no lo apoyan ni sus abogados, es una lastima que haya gente que no haga otra cosa mas que querer afectar a otras personas trabajadoras y con propuestas cinematograficas, es verdad que tiene algunos defecto y no es perfecta pero aun asi es resultado de muchos chavos mexicanos y algunos filipinos, por favor investiguen un popco de ese señor que supuetamente demando a la pelicula y que sus argumentos no procedieron obviamente por falta de una verdadera razon de demandar, nikte es un nombre muy comun y no se puede tener el control absoluto de un nombre comun, pero eso seguro ya se lo dijeron sus abogados.

Dark Soulless dijo...

WTF ._.

Gracias por la recomendación, yo no la pensaba ver por que me parecía otra peliculita telenovelesca, clásico del cine actual mexicano.

Bueno, un saludo, nos vemos luego, bye :D

Petrus Angelorum dijo...

Supongo que el nombre Nicte-ha es un nombre común, dentro de una parte de la cultura maya... no así Nikté.

Pero en fin... cuando falta creatividad, falta. Tal vez haya que ir a bailar a Chalma.

Suldyn dijo...

Los problemas legales tienen su lugar. Las autoridades decidirán de acuerdo a un estudio profundo del tema.

Personalmente me llama la atención la película por obvias razones, y de hecho, me han dado muchas ganas de ver otras que hace tiempo dejé pasar como "La leyenda de la Nahuala" Lo cierto es que me entusiasma el renacimiento de la animación en nuestro país y siempre he creído que es el medio ideal para realizar trabajos sobre la cultura prehispánica.

¡Gracias por la reseña mi querida Aisling! Como siempre, eres la onda.

Alphanubis dijo...

Pues bueno, no tienen cabeza para crear un proyecto propio y prefirieron usar uno existente y torcerlo para usarlo.

No pienso ir a ver esta perlicula al cine, esperaré hasta que salga en la tele o de plano la rente si no tengo naaada que hacer...

Rolando Tamayo dijo...

¿SE PUEDEN REGISTRAR LOS NOMBRES PROPIOS?
Así es. Un nombre propio (de pila) puede registrarse como MARCA o como RESERVA DE DERECHOS, siempre y cuando no exista un registro anterior con el mismo nombre, o muy parecido, en la categoría que se pretende registrar.

¿Cuál es la diferencia entre una MARCA y una RESERVA DE DERECHOS?
Ambas figuras legales protegen el uso exclusivo de un nombre. La diferencia estriba en que una MARCA protege los nombres de productos o servicios, y una RESERVA DE DERECHOS protege los nombres de creaciones artísticas. Ejemplo:

Nombres propios registrados como MARCA:
Cervecería CUAUHTÉMOC, Cervecería MOCTEZUMA, vinos NIKTÉ, licores TIZOC, refrescos XÓCHITL, vestidos ITZEL, zapatos ANDREA, refrescos PASCUAL, tiendas ELEKTRA, pastelillos MARINELA, editorial DIANA, dulces LORENA, etc.

Nombres propios registrados con RESERVA DE DERECHOS:
Publicaciones periódicas: revistas EVE y MARIE CLAIRE; artistas: cantantes YURIDIA, YAIR, JUAN GABRIEL y LUIS MIGUEL, escultor SEBASTIAN; personajes ficticios: DONALD, CLARA, DORA, BALAM, NIKTÉ, etc.

¿Por qué hay vinos NIKTÉ y también un personaje NIKTÉ?
Porque son clases totalmente diferentes y no se afectan entre sí. Malo sería que hubiera otro vino u otro personaje llamado NIKTÉ, porque invadirían los derechos del titular del registro.
Si una persona o empresa es el titular de un registro de MARCA o de RESERVA DE DERECHOS, está facultada para usar de manera exclusiva dicho nombre en la clase en que ha sido registrado. Por consiguiente, nadie más puede usar el mismo nombre, o muy parecido, en la misma clase o especie, a menos que el titular del derecho correspondiente lo autorice expresamente.

¿QUÉ ES UNA RESERVA DE DERECHOS?
La reserva de derechos es la facultad de usar y explotar en forma exclusiva, entre otros, tanto el nombre, como las características físicas y psicológicas de un personaje ficticio o simbólico determinado.
Lo anterior se fundamenta en el artículo 173 de la Ley Federal del Derecho de Autor, que en su parte conducente señala:

Artículo 173. La reserva de derechos es la facultad de usar y explotar en forma exclusiva títulos, nombres, denominaciones, características físicas y psicológicas distintivas, o características de operación originales aplicados, de acuerdo con su naturaleza, a alguno de los siguientes géneros:
III. Personajes humanos de caracterización, o ficticios o simbólicos;

En este sentido, la protección derivada de la reserva de derechos al uso exclusivo respecto de los personajes NIKTÉ y KAN recae sobre los nombres de los mismos, así como sobre sus características físicas y psicológicas.
Del mismo modo, cabe precisar que el uso de los nombres NIKTÉ y KAN, correspondientes a los personajes cuyas reservas de derechos le han sido otorgadas, es exclusivo del titular (Rolando Tamayo Rodríguez), es decir, que dicho uso es privilegio del mismo, y en virtud de este derecho ninguna otra persona puede usar o explotar tales nombres sin consentimiento del titular de la reserva, aún cuando las características físicas y psicológicas del personaje nombrado de igual forma sean diferentes.

Atentamente,
Rolando Tamayo Rodríguez
http://blog.nikte.net/

Anónimo dijo...

Nos gusto mucho la pelicula, tiene un buen mensaje para los niños y la pelicula es hecha para ellos.

Anónimo dijo...

Al ver la mala calidad de la película Nikté, yo me pregunto: ¿realmente ocuparon los 29 millones de pesos que les dieron?
Poca gente fue a verla y NUNCA recuperarán esa inversión.

Sin embargo, el Secretario de Cultura de Puebla dijo:
''Hace falta mucho apoyo al cine. Si no le invertimos habrá fuga de cerebros. Nikté es una nueva película hecha por poblanos que logró distribuir 500 copias en los cines comerciales. ES UN FILME QUE YA QUISIERA PIXAR''.
Fuente: La Jornada de Oriente

No hagan corajes... todavía falta que Nikté ''gane'' el ARIEL por ser ''La Mejor Película de Animación''...

Además, Animex ya fue ''seleccionado'' para financiarle su tercera película: Juan Escopeta.

Es triste darnos cuenta que, aunque haya mejores proyectos por financiar, Animex seguirá recibiendo dinero de nuestros impuestos para sus ''grandes producciones''...

¿Alguien todavía piensa que en México no hay favoritismos?

Aisling dijo...

¿Veintinueve millones de pesos???
Ah, caray... ¿en qué se los gastaron? Estoy casi segura que en las razones equivocadas.

Anónimo, es una pena que no hayas querido dejar tu nombre, pero créeme que más de alguno aquí estará de acuerdo contigo. En México, por desgracia, los apoyos ya están repartidos entre algunos pocos privilegiados, y el resto tiene que apechugar... y muchas veces hacer maravillas con poco.

Anónimo dijo...

quien es Mauricio Roldan?

Creative Commons License
La casa de Aisling by Laura Michel is licensed under a Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 2.5 México License.